Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Grupo Calleja ampliará programa con pescadores

Ya se trabaja con la empresa Acceso Oferta Local para mejorar las condiciones de los pescadores.

ctv-zr9-calleja-pescadores

Carlos Calleja visitó en 2012 a los pescadores del estero de Jaltepeque a los que se les compra pescado.   | Foto por DU

El vicepresidente de Grupo Calleja, Carlos Calleja, anunció ayer que ya están trabajando junto a la Fundación Clinton en una nueva iniciativa que integre a los pescadores a la cadena de suministros que tienen a través del programa “Cultivando Oportunidades”. 

Según Calleja, el sector pesquero nacional tiene un gran potencial que puede aprovecharse y con ello, beneficiar a miles de pescadores artesanales que hoy no participan de la cadena de valor. 

“Dado el éxito que hemos tenido (con el sector agrícola) hemos hecho dos cosas: querer llevar el trabajo de los agricultores a otros países y el otro es ver cómo ampliamos a nuevas categorías y la primera de ellas es pescado y mariscos porque, igual que en el sector agro, vemos la necesidad”, dijo Calleja ayer, al terminar su ponencia en el Foro de Donantes. 

La nueva iniciativa también se trabajará a través de la empresa Acceso Oferta Local que es la representante de la iniciativa Clinton Giustra Enterprise Partnership, de la Fundación Clinton. 

En el área agrícola, esta empresa ha ayudado a los salvadoreños a mejorar sus cultivos a través de asistencia técnica y, además, les ha enseñado a sumarse a la cadena de valor que los llevará a ser proveedores directos de grandes empresas. Por ahora ya lo hacen con Súper Selectos, que les compra todas las verduras, frutas y hortalizas a más de 300 agricultores en la zona norte del país. 

Esa misma asesoría se quiere llevar esta vez al sector pesquero, en la que Grupo Calleja ya está trabajando a través de su programa “Cultivando Oportunidades”. 

“Este será un programa que creará un encadenamiento productivo que actualmente no existe”, aseguró el empresario.

Calleja reconoce que muchos de estos pescadores están viviendo en la línea de la extrema pobreza a pesar de que tienen un gran potencial comercial que no se aprovecha. “Es una cadena de valor que está dominada por intermediarios que no están precisamente para mejorar a los pescadores”, reconoce Calleja. “Es una oportunidad que demuestra promesas por todos lados”, señaló Calleja. 

Francisco Alcaine, jefe de este programa “Cultivando Oportunidades”, explicó que actualmente se trabaja con unos 150 pescadores artesanales en la Bahía de Jiquilisco, Usulután y en el Estero de Jaltepeque, en La Paz. 

Por ahora se les ha acercado a plantas procesadoras a través de las cuales Súper Selectos les ha comprado un estimado de $1 millón en productos del mar al año desde 2012. 

La compra aún no es directa pues se está trabajando en la implementación de las condiciones para comercializar el producto, pero Alcaine dijo que se pretende que con la ayuda técnica de Acceso Oferta Local, los pescadores logren crear sus propias plantas de procesamiento y sean proveedores directos del supermercado. 

Calleja explicó ayer que a través de la iniciativa que dirige la Fundación Clinton se logrará crear una “cadena de frío entre la pesca y los supermercados”, es decir, que se creará una logística eficiente a través de centros de acopio y distribución que garanticen que todos los mariscos tengan una excelente calidad para ofrecerlos a los consumidores a través de los supermercados.

Y no solo eso. Calleja también mencionó que se trabaja en un componente de buenas prácticas de pesca para hacerlo más sostenible con el medio ambiente. Este será un modelo innovador que Calleja espera que rinda buenos frutos para el bien de los salvadoreños que viven de la pesca. 

Alcaine agregó que se fomentarán arrecifes en diversas zonas de la franja costera a fin de que se mantenga y mejore la reproducción de las especies marinas y así se garantice un buen uso de los recursos del mar. 

Lo que se busca es garantizar que se sigan reproduciendo especies que se pescan regularmente para que el recurso no se acabe. 

Con alianzas 

La iniciativa que ya impulsa Grupo Calleja pretende unirse a otras iniciativas sociales que ya pusieron la vista en el sector pesquero.

Ese es el caso de Fomilenio II que destinará parte de un fondo total de $365 millones a desarrollar el área marítima costera en el país en los próximos tres años. 

“Queremos sumar este esfuerzo entre aliados”, señaló Calleja, quien está optimista de que varias instituciones tengan similares objetivos para mejorar la vida de los miles de pescadores cuyos ingresos vienen exclusivamente de la pesca. 

La Fundación Clinton ha trabajado de la mano con Grupo Calleja desde hace dos años a través de una iniciativa que busca integrar a los productores en la cadena de valor hasta llegar a las grandes empresas. 

Recientemente visitó el país el expresidente de Estados Unidos y presidente de la Fundación, Bill Clinton, acompañado del magnate mexicano, Carlos Slim, con el fin de evaluar el avance que ha tenido dicho programa en el área agrícola. 

Calleja también cree que hay que trabajar con el Gobierno para llevar salud y educación a estas zonas vulnerables del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación