Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Grecia aprueba segundo paquete de reformas

El gobierno griego de izquierda sobrevivió a otra revuelta en las primeras horas del jueves, al lograr que el Parlamento aprobara una serie de reformas exigidas por los acreedores internacionales a cambio de un paquete de rescate financiero por m

Grecia

Grecia se comprometió a implementar varias medidas si recibía dinero para salir de la crisis | Foto por Archivo

Las reformas al sistema bancario y judicial eran el obstáculo final para que puedan iniciar las negociaciones para un tercer rescate de alrededor de 85.000 millones de euros (93.000 millones de dólares).

Sin el dinero, Grecia no podrí­a pagar sus deudas en los siguientes tres años y hasta podrí­a verse obligada a salir de la zona euro, el grupo de paí­ses que usa la moneda única.

Las negociaciones sobre los detalles del programa de rescate, que incluye objetivos económicos y el posible alivio de la deuda griega, debe comenzar "tan pronto como sea posible", de acuerdo con la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión Europea.

Ambas partes esperan que las negociaciones concluyan para el 20 de agosto, cuando Atenas deberá liquidar un abono al Banco Central Europeo por más de 3.000 millones de euros (3.200 millones de dólares).

La CE aplaudió la aprobación de las reformas diciendo que se "dio otro paso importante para implementar los compromisos" de Grecia pactados durante una cumbre de lí­deres la semana pasada.

Los legisladores emitieron 230 votos a favor y 63 en contra de las medidas, después de un tormentoso debate que terminó a las 4 a.m. del jueves (0100 GMT). Otros cinco miembros del Parlamento de 300 escaños votaron "presente", una forma de abstención.

El primer ministro Alexis Tsipras una vez más enfrentó una revuelta de los legisladores de su partido izquierdista Syriza pero no tuvo problemas para conseguir la aprobación del anteproyecto de ley con el respaldo de partidos de oposición pro europeos.

El número de legisladores de Syriza resentidos, quienes ven las reformas como una traición a las propuestas contra la austeridad que llevaron al partido al poder en enero, se redujo ligeramente en comparación con una votación similar realizada la semana pasada, de 38 a 36.

El ex ministro de Finanzas Yanis Varoufakis votó a favor esta vez, en contraste con hace una semana cuando se aprobaron medidas de austeridad que incluyeron alzas a los impuestos.

Un fracaso en la aprobación de estas medidas hubiera descarrilado el rescate y reavivado temores respecto al futuro de Grecia.
Hablando ante el Parlamento antes de la votación, Tsipras dijo que las reformas eran un precio necesario que habí­a que pagar para mantener con vida al paí­s después de que casi colapsaron a inicios del mes las tormentosas negociaciones con sus acreedores.

"Hemos escogido un compromiso que nos obliga a implementar un programa en el cual no creemos y lo vamos a implementar porque las alternativas son duras", dijo a los legisladores. "Estamos convocados hoy a legislar bajo un estado de emergencia", agregó.
Además descartó renunciar al cargo.

Tsipras dijo que la aprobación otorgarí­a a Grecia un respiro para sofocar las conjeturas de que el paí­s será obligado a abandonar el euro y le ayudará a recuperar la confianza del mercado y con el tiempo tocar nuevamente las puertas de los mercados de bonos.

Antes de que iniciara el debate, unas 10.000 personas se manifestaron afuera del Parlamento contra las medidas más recientes para renovar los sectores bancario y judicial. Ahora se espera que las negociaciones con los acreedores comiencen pronto.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación