Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes sigue aumentando tarifas e impuestos

En seis años, el Gobierno ha implementado más de 20 impuestos y modificado tarifas en diversos rubros para obtener más ingresos.

Celulares

Uno de los más recientes impuestos es el cargo de 5% a las operaciones telefónicas. El Gobierno lo llama "contribución para la seguridad". | Foto por LME

San Salvador- 05-10-2009.

Gastar más dinero de lo que realmente tiene sigue llevando al Gobierno del FMLN a aplicar medidas tributarias que le garanticen más y más dinero a través de nuevos impuestos y alzas en las tarifas de los servicios públicos. 

Durante los últimos seis años el Gobierno ha aplicado tres diferentes reformas tributarias que han creado al menos 20 nuevos impuestos y aumentado tarifas en diferentes sectores con el fin de aumentar sus ingresos, que siempre resultan insuficientes.

Tanques de pensamiento como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) así como el economista Claudio de Rosa explican que este tipo de comportamiento (en donde un Gobierno se dispone a incrementar tributos) es muestra de un Estado que atraviesa una crisis financiera de la cual será difícil de salir si se continúa gastando de la forma como se ha hecho. 

Uno de los más recientes aumentos de tarifas fue a los turicentros como Amapulapa, Los Chorros, Sihuatehuacán, Apulo, Costa del Sol, Ichanmichen, Walter Thilo Deininger y Atecozol.  

El Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU) anunció que a partir del 1 de diciembre se aumentará en $0.50 más la tarifa de ingreso a la red de los 14 centros recreativos del país, bajo el argumento de que con el dinero se mejorarán sus instalaciones.

Por ejemplo, para ingresar a Los Chorros, los turistas nacionales deberán cancelar $1.50, mientras que los extranjeros pagarán $3.00.  La entidad aseguró que la iniciativa es una de las apuestas estratégicas para mejorar la calidad de los centros recreativos administrados por el ISTU.

Sin embargo, este es solo uno de los varios casos en los que el Gobierno ha buscado incrementar tarifas o implementar impuestos.

Fusades indicó en su último informe de Coyuntura Económica al tercer trimestre del año que el déficit del Gobierno para 2015 rondará los $1,000, es decir un 3.9% del Producto Interno Bruto nacional que podría incrementarse mucho más en 2016 debido a que el Gobierno continúa sobreestimando los ingresos que percibirá vía impuestos y creyendo que sus gastos serán menores a los que ha proyectado, cuando la realidad demuestra que siempre son más altos. 

Y la vía para reducir esa brecha ha sido siempre aumentar los ingresos, además de la deuda.

El problema recae en que desde 2009 hasta el cierre del año pasado, el Ejecutivo ha percibido 23 mil 799 millones de dólares de aumento en la recaudación tributaria, pero aún así busca que la población continúe aportando más dinero a través de nuevos impuestos. 

La carga tributaria nacional subió del 14% en 2011 al 17% el año pasado, sin que hasta la fecha se haya aumentado la carga tributaria pues de acuerdo con De Rosa es el mismo grupo poblacional el que sigue pagando impuestos, mientras que una buena parte de la sociedad no lo hace por trabajar en la informalidad.

Presupuestos

De Rosa explicó que el problema de financiamiento del Estado se puede ver en los presupuestos que ha presentado en los últimos años ya que estos contienen “un déficit escondido”, y los califica como “presupuestos mentirosos” puesto que están preparados sobre bases y supuestos que son falsos. 

“Esto significa que traen varios millones de dólares escondidos porque aumentan los ingresos ficticiamente y con eso respaldan el gasto para equilibrarlo”, agregó. Es por esto que el Estado ha incurrido en continuar imponiendo tributos, debido a que los presupuestos están desfinanciados. 

“Cuando ya no tiene más dinero y todos los juegos financieros que hacen no les alcanzan, han tenido que recurrir a los impuestos, como sucede con gobiernos populistas”, aseveró el analista.  

Entre los impuestos establecidos por el Gobierno están el 10 % sobre los intereses generados por depósitos de ahorro y a plazo a toda persona natural, el cual aplica a los promedios de depósitos superiores a $5,000.

El impuesto del 20 % a intereses sobre préstamos otorgados por sociedades no domiciliadas en el país;  esto se establece a préstamos recibidos desde el exterior.

Además se estableció un tributo del 10 % a las personas naturales por los ingresos que reciben en concepto de beneficios, intereses, ganancias de capital o utilidades por operaciones en la Bolsa de Valores.

Adicionalmente también se creo un impuesto que oscila entre el 4 % y el 6 % a la primera matrícula de vehículos. En éste la tasa se define en función del cilindraje del vehículo, tipo o finalidad del automóvil.

Además, en 2009 se aplicó dos nuevos impuestos para las bebidas alcohólicas y un 5 % sobre el valor a las bebidas isotónicas o deportivas, fortificantes, jugos, néctares o bebidas en jugo. También se gravó el consumo de cigarrillos y a las armas y municiones.

El Gobierno también elevó la tasa máxima de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, que subió del  25 % al 30 % para personas naturales y jurídicas, y dejó exento a aquellos que ganen hasta un monto de $4,064 anuales.

A esto se le añade que la Asamblea Legislativa ya aprobó un nuevo impuesto: la Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia, que gravará con 5% adicional a la facturación de los servicios brindados por las empresas de telecomunicaciones y a la compra de todos los aparatos telefónicos. 

Pero aparte de continuar pagando más impuestos, los salvadoreños también están sintiendo la soga apretarse con otros servicios. El mes pasado, diputados de ARENA denunciaron que la tarifa del ANDA había incrementado “excesivamente”. 

En ese momento, la diputada de ARENA, Martha Evelyn Batres, informó que algunos ciudadanos denunciaron que su tarifa de agua había incrementado $50. 

De igual forma, en agosto de este año los salvadoreños se quejaron de un nuevo cobro por parte de Correos de El Salvador que aplica a todos los productos que han sido comprados por internet. 

Desde junio de este año, Correos aplicó una tarifa de $2.50 por todo paquete que ingrese al país y haya sido comprado en línea. 

El Gobierno también ha logrado más ingresos por la vía de Aduanas, tras aplicar desde 2014 un cobro de $18 para el transporte de carga que pase por las fronteras, así como otros cargos a los exportadores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación