Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes limita opción para invertir fondos de pensiones

Redujo a 10 % la opción de invertir en valores extranjeros registrados en el país. Antes era 20 %

Los trabajadores de hoy son los más afectados si la rentabilidad de sus cotizaciones no aumenta a través de una mejor opción de inversiones. Foto EDH / archivo

Los trabajadores de hoy son los más afectados si la rentabilidad de sus cotizaciones no aumenta a través de una mejor opción de inversiones. Foto EDH / archivo

Los trabajadores de hoy son los más afectados si la rentabilidad de sus cotizaciones no aumenta a través de una mejor opción de inversiones. Foto EDH / archivo

El Gobierno sigue restringiendo aún más las opciones de inversión que tienen las Administradoras de Fondos de Pensión y con ello, limitando las posibilidades de que los cotizantes tengan una pensión digna en el futuro.

El 6 de diciembre, la SSF publicó un comunicado en el que hace saber que la Comisión de Riesgo del Sistema de Ahorro para Pensiones decidió "establecer un máximo del 10 % del activo de los Fondos de Pensiones para inversión en valores extranjeros asentados en el registro público bursátil de la SSF", cuando anteriormente era del 20 % como límite máximo, en un rango de 0% a 30 %, según el artículo 91 de la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones.

En "español", esto significa que las AFP no pueden invertir más allá de un 10 % en bonos o títulos valores de empresas extranjeras que estén registradas en el país, aún cuando son estos los que están permitiendo a los salvadoreños ganar intereses cercanos al 6 % por prestar su dinero.

El ejemplo más reciente es la emisión que hizo el Aeropuerto de Tocumen, en Panamá. Esta empresa estatal, registrada en la Bolsa de Valores de El Salvador y apegada a todos los requerimientos legales, necesitaba financiar sus proyecto de modernización con $650 millones, así que las Administradoras Crecer y Confía le compraron $125 millones entre ambas para obtener una tasa de interés cercana al 6 %.

Lo mismo ha ocurrido con otras compañías extranjeras como Global Bank, de Panamá y Recope, de Costa Rica, que han buscado financiamiento a través de los fondos salvadoreños.

"Estos son los instrumentos que nos están dando mayor rentabilidad", dijo René Novellino, presidente de la Asociación Salvadoreña de Administradores de Fondos de Pensiones (Asafondos).

Pero con esta nueva disposición de la SSF, esa misma compra de títulos valores se hubiera tenido que reducir un 10 % si la emisión se hubiera hecho después de la publicación de esta medida.

Según un informe de la SSF al 31 de agosto de 2013, las AFP han comprado el 6.90% de todos sus activos en valores extranjeros, es decir, que ahora estarán al límite del 10 %.

Los datos de Asafondos es que a octubre de este año, del total de su cartera de inversiones, el 6.76 % se había usado para comprar estos valores extranjeros.

Y si bien es cierto que las AFP nunca han alcanzado el límite máximo del 20 % en su cartera de inversiones, Novellino cree lo ideal sería que el Gobierno ampliara aún más esas opciones y no hacer todo lo contrario.

"Los límites pretenden que haya una adecuada diversificación y nuestro planteamiento siempre ha sido que la normativa debería propender a que haya más diversificación, no al efecto contrario", aseguró.

El nuevo límite se suma a una serie de trabas que ya enfrentan las AFP, que prácticamente trabajan con una sola mano pues la mayoría de los fondos de pensiones son prestados al mismo Gobierno para que él los utilice en sus principales necesidades.

La SSF indica que a septiembre el 83.49 % de todo el dinero de los cotizantes es prestado a las instituciones públicas.

De este porcentaje, el 45 % es prestado "obligatoriamente" al Estado a través de los Fondos de Obligación Previsional (FOP) que solo pagan a los salvadoreños una tasa de interés que no sobrepasa el 2%.

Ese dinero es usado por el Gobierno para pagar las pensiones de los jubilados del ISSS y el INPEP (sistema público anterior).

El resto (16.51 % ) es prestado a bancos, fondos de titularización, organismos financieros de desarrollo, sociedades nacionales y a valores extranjeros.

Son precisamente estos últimos los que generan mayor rentabilidad (más intereses) a los cotizantes.

"Todo papel que compremos, exceptuando a las CIP (Certificados de Inversión Previsional), todos tienen que colocarse a tasas de mercado y nosotros no podríamos_porque es parte de nuestra responsabilidad al manejar recursos de terceros_que el papel que compremos sea a tasas de mercado", dijo Flor de María Nova, gerente de inversiones de AFP Crecer.

Para las Administradoras de Fondos de Pensiones, lo ideal sería que pudieran invertir el dinero de los ahorrantes directamente en el mercado de capitales o la bolsa exterior porque es la que paga tasas de mercado (entre 7 y 8 % de interés) y garantiza a los cotizantes la multiplicación de su dinero para que, llegado el día de su jubilación, su pensión sea suficiente para darle una buena calidad de vida.

"Lo que el ahorro de los trabajadores necesita es ser administrado con el objetivo de generar una adecuada rentabilidad", dijo Novellino.

Sin embargo, en la Asamblea Legislativa, el tema está prácticamente vedado, principalmente por el partido oficialista, FMLN, pues sus diputados aseguran que si se permitiera a las AFP invertir fuera, pondría en peligro el dinero de los cotizantes. Aseguran, incluso, que "se lo podrían llevar", aún cuando hay ejemplos cercanos de países como Chile, que invierten el dinero fuera y obtienen beneficiosos retornos en favor de sus ciudadanos.

Debido a estos límites de inversión, la rentabilidad de los fondos de pensiones han caído cuatro puntos en los últimos meses.

En su columna de opinión, la presidenta ejecutiva de la AFP Crecer, Ana Ruth de Solórzano escribió que "es urgente buscar, investigar, legislar a favor de los afiliados dueños del dinero de los Fondos de Pensiones para que las opciones de inversión que existan les den mayor certeza de que van a obtener una buena pensión. Esas opciones deben ser todas aquellas que favorezcan su rentabilidad porque "sin rentabilidad de nuestros ahorros, no hay pensión", señaló.

La Asamblea Legislativa tiene en estudio un proyecto de reformas a la Ley de Fondos de Inversión, que sería otra opción para que las AFP pueda invertir los fondos en instrumentos con gran rentabilidad. Sin embargo el tema sigue estancado.

Además, está pendiente un diagnóstico del sistema de pensiones que analiza la rentabilidad de las pensiones.

El diagnóstico ya está listo y según adelantó el Ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, los beneficios de los salvadoreños no serían los mismos que los que se le ofrecieron en un sistema anterior.

¿Cómo me afecta?

Muchas personas se preguntan en qué manera les puede afectar este nuevo límite respecto a su pensión.

Pues muy sencillo: cada salvadoreño que tiene una cuenta individual en una AFP tiene su dinero ahorrado para cuando tenga que jubilarse. Todo ese dinero junto forma los Fondos de Pensiones. Pero para que el dinero se multiplique, las AFP deben invertirlo en diferentes opciones y buscar quien le dé la mayor rentabilidad posible.

La rentabilidad no es más que los intereses que se ganan por prestar ese dinero a otros.

Si la rentabilidad es baja, el dinero en las cuentas individuales no se multiplica y al llegar el día de la jubilación, el ciudadano recibirá una pensión menor que la que pensó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación