Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes se endeuda $2.1 millones al día con Letes

En este Gobierno, el saldo de Letes ha subido $192 millones, según datos oficiales

Hacienda ha elevado el saldo de las Letras del Tesoro debido a la falta de dinero para pagar sus gastos. foto EDH/archivo

Hacienda ha elevado el saldo de las Letras del Tesoro debido a la falta de dinero para pagar sus gastos. foto EDH/archivo

Hacienda ha elevado el saldo de las Letras del Tesoro debido a la falta de dinero para pagar sus gastos. foto EDH/archivo

El Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén apenas tiene 90 días en la administración pública y ya sumó $192 millones al saldo de Letras del Tesoro (Letes), que significan un endeudamiento de $2.1 millones todos los días.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda, en mayo pasado el saldo de Letes era de $681.4, pero en agosto esta cantidad subió hasta los $873.8 millones.

Y si se agrega la colocación de $1.5 millones que Hacienda hizo el martes de esta semana, esto significa que la deuda de corto plazo ya suma $875.3 millones, una cifra que no se reportaba desde 2009, cuando la administración reflejó un saldo de $899.4 millones.

Los números de Hacienda indican que este año el Gobierno comenzó sus cuentas con un saldo total de $628.2 millones pero, en el camino, colocó $787.3 millones y luego pagó $632.7 millones.

La tasa de interés a la que se está colocando esta deuda de corto plazo está por el orden de los 4.5 y 4.6 %, una tasa superior a las que se emitió de deuda en Letes en 2013, cuando se pagó un promedio de 3.8 % por dicho dinero.

Para algunos analistas económicos, no es extraño que esta deuda esté creciendo.

Luis Membreño, por ejemplo, dijo que ya se esperaba que el Gobierno sobrepasara los $800 millones, pues aún no ha colocado los $1,156 millones en bonos que la Asamblea Legislativa le aprobó a Hacienda en junio, y que se utilizarían para hacer una amortización de esta deuda.

Otra parte de los bonos iría para liquidar el Fideicomiso para la Inversión en Educación, Paz y Seguridad Ciudadana (Fosedu) que se adquirió en 2009 y que vence este año.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo días atrás que los bonos no se han colocado porque se está esperando "el momento oportuno" para hacerlo.

Se especula que el Gobierno está esperando a que llegue octubre, pues en ese mes inicia el año fiscal de Estados Unidos y pudiera aprovecharse la liquidez que tendría el mercado bursátil en ese momento.

Por su parte Rómmel Rodríguez, investigador del área macroeconómica de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), explicó que este aumento en el saldo de Letes tiene varios factores que han incidido. Uno de ellos es el bajo crecimiento económico, que generó una menor recaudación de impuestos.

Según Hacienda, este año hay una disminución de $186 millones en recaudación con respecto al proyecto de presupuesto aprobado.

Otra variable ha sido precisamente el plan de gastos. Rodríguez explicó que el Gobierno presentó en 2013 un presupuesto que sobrestimaba los ingresos y subestimaba los gastos, por lo que a la fecha hay muchas cuentas por pagar (bienes y servicios).

Las Letras del Tesoro son usadas por el Gobierno como una "tarjeta de crédito" que les da dinero con rapidez, pues no necesitan acudir a la Asamblea Legislativa para emitirlo.

En 2009, con la llegada del expresidente Mauricio Funes, los partidos políticos hicieron un acuerdo de "mesa limpia" para que el nuevo mandatario encontrara liquidez en sus cuentas y pudiera asumir todos los compromisos. Esta vez, el Gobierno ha vuelto a hacer lo mismo, ya que busca emitir los bonos, que aún se espera colocar, con que espera reducir el saldo de "esta tarjeta".

No será suficiente

Los gastos del Gobierno han aumentado tanto en los últimos años, que Rómmel y Membreño coinciden en que, aunque se emitan los $1,156 millones en bonos y se ponga a cero el saldo de las Letes, el Gobierno tendrá que seguirse endeudando para honrar sus compromisos. "Aún así habría necesidades pendientes", señaló Rodríguez.

El mismo titular de Hacienda ha reconocido que a la fecha debe $80 millones a los proveedores y que no tienen $36 millones que se necesitan para las elecciones municipales y legislativas de 2015.

El Ministerio de Salud asegura que solo tiene dinero hasta septiembre próximo y así, hay otras dependencias que también tienen problemas de liquidez.

Con todos esos gastos, el Gobierno no podría limpiar la tarjeta pues tendría que recurrir a nuevos préstamos para solventar sus necesidades.

Al respecto, Rómmel explicó que los ciclos de reestructuración de la deuda, en la que se limpia el saldo de las Letras del Tesoro se está haciendo cada vez más corto.

En 2009, esa deuda de corto plazo no se había reestructurado desde hace siete años, luego, luego se hizo la otra reestructuración en 2012, con tan solo tres años de diferencia y ahora, la diferencia es de apenas un año y medio.

El investigador dijo que así como van las cosas, los refinanciamientos de esta deuda se harán más frecuentes, si el Gobierno no disciplina sus finanzas en el futuro.

Actualmente, la deuda del Sector Público No Financiero es de $11,427.5 millones y la total es de $15,286.6 millones, que representa más del 60 % del Producto Interno Bruto.

Para Membreño, es necesario que el Gobierno sea más austero y equilibre bien su plan de gastos para evitar que en 2015 se recurra a más Letes.

Al respecto el ministro Cáceres ha manifestado que ya se está trabajando en una Ley de Responsabilidad Fiscal y que también se está tratando de elaborar el presupuesto 2015 con base a modelo de resultados, para garantizar la eficiencia del gasto público.

En estos momentos, el fisco también está solicitando a todas las dependencias gubernamentales un techo presupuestario. El plan debe presentarse al finalizar septiembre a la Asamblea Legislativa, para su estudio y posterior aprobación.

En ese sentido, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) pide al Gobierno que elabore un plan de gastos 2015 real, acorde a la tendencia del crecimiento económico, de sus proyecciones de recaudación y sus gastos.

Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación