Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes emitirá más CIP sin cumplir sentencia de la CSJ sobre pensiones

Hacienda paga 3 % de interés pero trabajadores piden que sea 7.6 %

Si el gobierno paga una tasa de interés más alta a los trabajadores, ellos recibirán una mejor pensión mensual cuando se jubilen. foto edh / Archivo

Si el gobierno paga una tasa de interés más alta a los trabajadores, ellos recibirán una mejor pensión mensual cuando se jubilen. foto edh / Archivo

Si el gobierno paga una tasa de interés más alta a los trabajadores, ellos recibirán una mejor pensión mensual cuando se jubilen. foto edh / Archivo

El Gobierno se prepara para realizar una nueva emisión de Certificados de Inversión Previsional (CIP) durante la primera quincena de abril, pasando por encima de una resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), debido a la pasividad del Ministerio de Hacienda y de la Asamblea Legislativa que no definen una mayor tasas de interés para dichos títulos valores, que por ahora apenas devengan un poco más del 1 %.

Con esta operación se tomarán prestados ahorros del Sistema de Ahorro de Pensiones (AFP) para pagar las jubilaciones del ISSS e INPEP (sistema antiguo) durante tres meses.

En diciembre pasado, la Sala de lo Constitucional de la CSJ determinó que la Asamblea Legislativa debía definir una nueva tasa de interés para pagar los CIP, una que permita a los trabajadores afiliados a las AFP mayores rendimientos para su futura pensión.

Sin embargo, en enero pasado, el Gobierno tomó prestados $111 millones con una tasa de 3 % que Hacienda definió según su propio criterio. Todo apunta a que en abril volverá a ocurrir una transacción de ese tipo, ya que la Asamblea no ha iniciado las discusiones para cumplir la sentencia de la Corte.

El Diario de Hoy solicitó al Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) conocer el documento del acuerdo para definir una tasa de 3 % en el pago de CIP. No obstante, la oficina de Información y Respuesta de dicha entidad respondió por correo electrónico que esa información es confidencial.

Bandesal es, junto con Hacienda, la entidad encargada de estructurar las emisiones de CIP para el Fondo de Inversiones Previsionales (FOP). Cada trimestre deciden cuánto dinero de los cotizantes de AFP tomará prestado el Gobierno y cuál será la tasa de interés que pagará.

Medida temporal

El titular de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), Ricardo Perdomo, expresó a este periódico que Hacienda aún no hace la nueva petición de CIP. Por tanto aún se desconoce cuál será el monto y la tasa de interés para la emisión de abril.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos), René Novellino, adelantó que dicha emisión se tendrá que realizar entre el 6 y el 10 de abril.

Novellino dijo, vía correo electrónico, que "mientras la Asamblea Legislativa no realice las adecuaciones normativas... el Gobierno ha establecido de forma provisional la tasa de 3 % para la inversión en dichos certificados".

El representante de Asafondos dijo que esa situación es temporal y que lo ideal es redefinir las leyes del sistema de pensiones y del FOP, para que los trabajadores puedan recibir una "tasa de mercado" cuando el Gobierno tome prestados sus ahorros.

Empero, un asesor legislativo de ARENA reconoció que las elecciones y el proceso de escrutinio prácticamente han paralizado el trabajo en la Asamblea. Existen dos propuestas de ley para cumplir la sentencia de la CSJ, pero ninguna se ha discutido.

Cuando la Sala de lo Constitucional ordenó que los trabajadores reciban una tasa de mercado como pago por sus ahorros, se refería a la tasa de interés a la cual el Estado salvadoreño paga cuando recibe otros tipos de préstamo.

De acuerdo con sindicatos y políticos relacionados al tema, la tasa de mercado que debería pagarse es el 7.5 %.

No hay dinero

El Ministerio de Hacienda ya realizó estimaciones sobre cuánto tendrá que pagar al año si sube la tasa de interés de los CIP.

Según una presentación realizada por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, ante una comisión de la Asamblea, la tasa que fue declarada inconstitucional por la CSJ representaba un desembolso de $40.3 millones al año. Si la nueva tasa para el pago de CIP queda en 7 % esta obligación subiría a $261 millones (ver tabla).

Esto sería un alza considerable en los gastos del Estado. El economista Rafael Lemus recordó que hace poco el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, expresó que no disponían de fondos para mantener el pago de pensiones. "Una de las interpretaciones es que no tiene ni siquiera dinero para pagar los intereses que amerita llevar esa tasa a una tasa de mercado", comentó Lemus.

El economista cree que evadir ese aumento en los gastos, cuando el Gobierno lleva años enfrentando crisis de liquidez y atrasos en pagos a proveedores, es una de las razones por las cuales no ha llevado a la Asamblea Legislativa su propia propuesta para la nueva tasa de interés.

"El más interesado en empujar la reforma no se mueve. Ya hubiera presentado su proyecto", dijo Lemus.

A su criterio, el Gobierno se encuentra en desacato al continuar emitiendo CIP sin que la asamblea haya definido antes la nueva tasa de pago.

"El ejecutivo ha decidido emitir títulos poniendo la tasa del 3 % de manera discrecional, sin base legal. El escenario al que nos enfrentamos es a seguir con el vacío legal y con arbitrariedad", comentó.

Añadió que los funcionarios involucrados están excediendo sus funciones con estas emisiones. "Los ciudadanos podemos hacer cualquier cosa que no esté prohibido en la ley, pero los funcionarios no. Ellos no están facultados para estar poniendo la tasa de interés como quieran", expresó.

Para el presidente de Asafondos, las últimas compras de los CIP "responden a lo que está normado en la ley". Añadió que el aumento en la tasa beneficiará las futuras emisiones y el pago de los intereses que están pendientes.

De acuerdo con Asafondos, de 2006 a 2014 el gobierno ha tomado prestados $4,776 millones a través de los CIP, pero al cierre de 2014 los trabajadores habían recibido como pago de esa deuda e intereses $661 millones.

Sobre el saldo de $4,512 millones que Hacienda aún tiene que pagar es que se tendrá que aplicar una mayor tasa de intereses, beneficiando así los ahorros de los pensionados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación