Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Goes contradice su plan de austeridad con más subsidios

Analistas critican que Gobierno no aprovecha baja de precios del gas para destinar esos fondos a otras áreas

En octubre de 2014, varios salvadoreños se vieron en la necesidad de comprar el gas a precio regular ya que el Minec les había suspendido el beneficio del subsidio. foto EDH / archivo

En octubre de 2014, varios salvadoreños se vieron en la necesidad de comprar el gas a precio regular ya que el Minec les había suspendido el beneficio del...

En octubre de 2014, varios salvadoreños se vieron en la necesidad de comprar el gas a precio regular ya que el Minec les había suspendido el beneficio del subsidio. foto EDH / archivo

Pese a que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, anunció el pasado 9 de enero, que en 2015 su gobierno ahorrará $200 millones al cumplir una serie de disposiciones incluidas en un nuevo Plan de Austeridad; hay quienes consideran que el anuncio que hizo un día después, contradice los planes del Gobierno.

El fin de semana pasado, el mandatario informó que este año se entregarían 71 mil tarjetas solidarias (para recibir el subsidio de gas propano), "de las cuales la mayoría corresponden a nuevas incorporaciones", de acuerdo con un comunicado de prensa.

Para el exministro de economía, Miguel Lacayo, "esto (el ingreso de más personas al esquema de subsidios) es contrario a la lógica de austeridad".

El pasado 9 de enero, en reunión con el gabinete de Economía, Cerén anunció que el plan de austeridad que estaba próximo a ser presentado al Consejo de Ministros, generaría un ahorro por al menos 200 millones de dólares. "En virtud del plan no se aprobarán refuerzos presupuestarios y se continuará con el proceso de focalización de los subsidios", indicó.

Sin embargo, un día después apareció incorporando más beneficiarios del subsidio de gas que entrega el Estado.

Aunque el precio del gas ha disminuido este año, haciendo que –al menos este mes– el Gobierno entregue casi la mitad de lo que dio el mismo periodo el año anterior, hay quienes critican que esos fondos no se estén destinando para otras áreas que lo necesitan, sobre todo cuando en octubre del año pasado el Ministro de Economía detalló que había mucha gente que no lo necesitaba.

Para enero de 2014, los beneficiarios recibieron $9.99 en concepto de subsidio de gas, por lo que Hacienda tuvo que desembolsar $12.9 millones para 1.3 millones de hogares.

Este 2015, tal como lo apunta el sitio web del Ministerio de Economía, en enero se estarán entregando $4.60 en concepto de subsidio, lo que significa que Hacienda tendrá que desembolsar $5.9 millones, más $326,600 adicionales por las nuevas incorporaciones.

Aunque con esto, la cifra apenas alcance los $6.3 millones, que significa una reducción de por lo menos $6.6 millones respecto al mismo mes el año anterior, el Gobierno no ha declarado en ningún momento que estos fondos vayan a ser reutilizados.

"El gobierno debería aprovechar esta oportunidad para no ampliar la base y reducir su costo. No debería haber un incremento en el número de beneficiarios", explicó Miguel Lacayo.

Ministro se contradice con racionalización

En octubre pasado el ministro de Economía, Tharsis Salomón López, indicó que se estaba depurando la base de beneficiarios del subsidio de gas y que un estimado de 35 mil personas serían eliminadas de la base, bajo el argumento de que las familias afectadas "tenían las condiciones socioeconómicas para comprar el gas propano a precio regular".

Incluso, los afectados habían pasado una quincena sin recibir el beneficio porque la cartera de Estado se los había suspendido, poco después la Presidencia de la República revocó dicha decisión.

Sin embargo, ayer que se le consultó al encargado de Economía sobre la distribución de las nuevas tarjetas, y la focalización de estas, López respondió que esto es "sensibilización".

Aunque alegó que hay casos en que la persona ya no vive en la dirección que ha registrado, ha cambiado de domicilio, o aumenta el consumo eléctrico, o que tiene hasta tres direcciones con subsidio y se le deja solo una y que, por eso, continuamente se están entregando más tarjetas; en ningún momento volvió a referirse al tema de la "focalización".

Tampoco dijo que "la reducción de beneficiarios que pueden pagar el subsidio al gas permitirá hacer más eficiente la inversión de fondos públicos", como lo indicó el año anterior, a través de un comunicado de prensa.

Por el contrario, Tharsis López informó que en el quinquenio se van a repartir "475 mil o medio millón de tarjetas nuevas más".

Esto además de alejarse de las proyecciones del ministro el año anterior, también contradice lo que plantea el plan quinquenal presentado ayer mismo.

Según el proyecto quinquenal de 300 páginas, el Gobierno busca "perfeccionar los criterios y mecanismos de focalización y entrega de los subsidios al consumo de servicios públicos de transporte, agua, electricidad, y gas licuado de petróleo, e incorporarlos al marco fiscal de mediano plazo".

Problema será cuando suba precio del crudo

Según apuntan varios analistas económicos, el problema para el Gobierno será cuando incrementen los precios del combustible a nivel internacional y que el cilindro de gas licuado también experimente alzas.

"El problema está en creer en que la baja del precio del cilindro es permanente y que por razones electorales se amplíe el número de beneficiarios, de tal forma que posteriormente, cuando el precio del petróleo llegue a su precio normal sea difícil reducir el número de beneficiarios", advirtió el expresidente del Banco Central de Reserva, Mauricio Choussy.

Según el economista, los fondos que quedan de lo que se destina para subsidios, deberían servir para cubrir el déficit fiscal y darle sostenibilidad a la deuda nacional.

"Lo peligroso es que sigamos pensando en medidas electoreras sin tener en cuenta la critica situación que atraviesa el país", reflexionó.

Por su parte, el exministro de Economía, Miguel Lacayo, apuntó que este nuevo anuncio del gobierno "es una medida populista para comprar 71 mil votos", ya que en menos de dos meses serán las elecciones para alcaldes y diputados.

El gobierno gastó durante 2014 cerca de $133 millones para entregar el subsidio de gas a cerca de 1.3 millones de beneficiarios.

En marzo de ese año, fue el mes que más se gastó, ya que el subsidio alcanzó hasta los $11.10 por beneficiario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación