Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno no ha usado la mitad de créditos con el BM y paga por no ejecutarlos

El Gobierno ha pagado $1.3 millones solo por tener "reservado" el dinero

Gobierno no ha usado la mitad de créditos con el BM y paga por no ejecutarlos

Gobierno no ha usado la mitad de créditos con el BM y paga por no ejecutarlos

Gobierno no ha usado la mitad de créditos con el BM y paga por no ejecutarlos

El Gobierno mantiene activos desde 2009, cinco préstamos con el Banco Mundial que suman $290 millones destinados a las áreas de salud, educación y fortalecimiento de alcaldías, entre otras, de los cuales apenas ha solicitado $131.12 millones, que no representan ni el 50 % del total de dinero disponible.

Los datos son extraídos de un listado de préstamos que el Gobierno tiene con el organismo y que son actualizados constantemente a través de su página web.

Los préstamos fueron solicitados para proyectos de mejoramiento de la calidad de la educación, el sistema de salud pública, las alcaldías, los programas PATI y para una mejor administración fiscal.

A pesar de que el dinero está disponible desde hace más de cuatro años, el Gobierno no ha ejecutado $158.88 millones.

Y por el hecho de no utilizarlos con rapidez ha pagado hasta a fecha un total de $1.3 millones en concepto de "cargos por compromiso", es decir, solo por tener el dinero reservado.

Y eso sin contar que el país también tiene otra serie de préstamos con el resto de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El Banco Mundial cobra a sus países miembros un cargo de 0.25 % anual por el dinero no desembolsado.

Uno de los préstamos con menor ejecución es el de $80 millones dirigido al fortalecimiento del sistema de salud pública. De acuerdo con las cifras de ese organismo, por dicho crédito El Salvador solo ha desembolsado $3.79 millones, que apenas representa el 4.7 % del total disponible.

Este préstamo ha estado a disposición del Gobierno desde el 21 de julio de 2011, cuando el Directorio del Banco Mundial dio su aval, pero no fue sino hasta diciembre de 2012 que el dinero estuvo disponible para su ejecución.

De acuerdo con el proyecto, el dinero sería utilizado para aumentar la cobertura y calidad de los servicios de salud en 80 municipios más pobres del país. Con los fondos también se contempló la compra de nuevo equipo médico y la rehabilitación de la infraestructura, entre otros, según comunicó el BM el día de su aprobación.

Los diputados del FMLN fueron los que más insistieron en la aprobación de este préstamo, aduciendo que los hospitales y clínicas de todo el país necesitaban financiamiento urgente.

La semana pasada, al ser cuestionada por los diputados de ARENA, la ministra de Salud, Violeta Menjívar, rechazó que hubiera una baja ejecución de este préstamo, pero ayer, en la comisión de Hacienda, tuvo que reconocer que solo han ejecutado los $3.79 millones que señala el BM hasta el 31 de octubre de este año y que el resto está en proceso.

"Si sumamos los fondos devengados y el movimiento en proceso de compra tenemos $42 millones de los $80 millones, $37.2 millones que están en proceso de compra, muy avanzados, casi $18 millones están en adjudicación", justificó.

Educación y alcaldías

Otro de los préstamos con una baja ejecución es el de $60 millones para el mejoramiento de la calidad de la educación. El Ministerio de Educación apenas ha solicitado el desembolso de $10.30 millones a pesar de que fue aprobado por el Banco desde diciembre de 2011, y el dinero se puso a disposición a partir del 15 de mayo de 2012.

De acuerdo con la programación del Banco Mundial, a la fecha el Gobierno tendría que haber desembolsado $18.6 millones, pues el crédito vence en diciembre de 2017.

Ese dinero serviría para implementar el programa de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, con el que se buscaba una mejor calidad de la educación, pero el ministro de Educación, Carlos Canjura, reconoció ayer en la Asamblea Legislativa que, debido a que Hacienda no le dio $25 millones para mejorar la infraestructura de 3,300 escuelas que están en condiciones precarias. Ahora, dijo Canjura, tendrá que echar mano del préstamo de $60 millones que tenía con el BM para eso.

Canjura lamentó que el Gobierno no haya orientado la cantidad que pidió de $140 millones adicionales. Según el funcionario, la cartera de Estado tiene un déficit que ronda los $100 millones.

Un tercer préstamo de $80 millones solicitado para el fortalecimiento de los gobiernos locales (alcaldías) ya tiene un desembolso de $67.51 millones, pero aún falta la ejecución de $12.49 millones por los que el Estado tiene que pagar anualmente $31,000 que desde 2010 ya cuentan un pago de $136,400.

De acuerdo con el BM, no se ha desembolsado la totalidad del préstamo porque "los programas locales y sus sistemas no satisfacen los requisitos del proyecto".

A un cuarto préstamo por $50 millones, destinado para el Programa de Apoyo temporal al Ingreso (PATI) el Banco Mundial ya le desembolsó $42.94 millones y solo le quedan $7.06 millones. Sin embargo ha tenido que pagar $86,975 en cargos por compromiso. Este dinero serviría para los programas de asistencia social que el Gobierno desarrolla en municipios urbanos con familias en pobreza.

Administración fiscal

En la lista de préstamos activos también hay un crédito por $20 millones destinado para un proyecto de asistencia técnica para la administración fiscal y el desempeño del sector público.

De esta cantidad disponible desde mayo de 2011 y hasta diciembre de este año, Hacienda solo ha solicitado $6.58 millones a tan solo dos meses de que termine el año. Por esos más de $13 millones que no se han utilizado el Ministerio de Hacienda tendrá que pagar $164,150.

Irónicamente, el préstamo estaba destinado a aumentar la eficacia y eficiencia de los ingresos, para administrar mejor los gastos del Gobierno, un dato que el mismo Banco Mundial señala como deficiente en el desarrollo económico del país, de acuerdo con declaraciones que representantes de este organismo hicieron la semana pasada a diputados de ARENA.

En la lista de préstamos activos hay dos más por $3 millones y $1.83 millones para salud alimentaria y temas relacionados, pero la página del Banco Mundial señala que están a "título de donación" por lo que no hay estados financieros sobre ellos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación