Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Gobierno mantiene la crisis de liquidez

Poca disciplina en el endeudamiento fue una de las principales críticas a Funes, y el actual Gobierno parece repetir. Igual está pasando al distanciarse de empresarios

El Gobierno mantiene la crisis de liquidez

El Gobierno mantiene la crisis de liquidez

El Gobierno mantiene la crisis de liquidez

Según las cifras oficiales del Ministerio de Hacienda, el total de la deuda del Estado sumaba, hasta el mes de julio, $15,286 millones, lo que representa un 62.1 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país y un obstáculo para la economía.

Un endeudamiento que la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) ha criticado por ser uno de los aspectos que ponen freno al crecimiento. Los gobiernos del FMLN, según empresarios, son los que han dispuesto de más dinero pero su eficiencia ha sido mínima en temas clave como la educación, salud y seguridad.

Estás críticas son las que han llevado a romper la "luna de miel" entre empresarios y Gobierno, en tan solo tres meses de la nueva gestión.

Un aspecto preocupante de esta deuda es el uso que se hace de las Letras del Tesoro (Letes), las cuales son pagaderas a un máximo de 1 año, para cancelar gastos corrientes del Estado. El Gobierno de Sánchez Cerén agregó $192 millones a esta cuenta, por lo que, al mes de agosto, alcanzó los $873.8 millones.

Ya que las Letes actúan como una "tarjeta de crédito" para pagar imprevistos y momentáneas falta de liquidez, la administración saliente aprobó una emisión de bonos para convertir esta deuda del corto a largo plazo. Sin embargo, diferentes políticos de oposición y economistas criticaron que, sin una ley de responsabilidad fiscal, no existen mecanismos de control para que el Gobierno no haga un uso indisciplinado de las letes hasta "topar la tarjeta" en cuestión de meses.

De momento, la colocación de eurobonos, por un valor mayor a los $1,000 millones, para convertir esta deuda aún no se ha realizado. Las autoridades de hacienda se han negado a dar una explicación oficial de este atraso, alegando que desean evitar una "distorsión" en el mercado.

Según las cifras de Hacienda, el Gobierno central (Ejecutivo, ministerios) es el mayor deudor, con una cifra que alcanza los $9,918.8 millones. De los $15,286 millones de deuda total, la mayoría son cuentas por pagar a inversionistas privados, $5.6 millones, y organismos multilaterales, $3.5 millones.

A principios de julio, el presidente de la República expresó en una entrevista radial que se estarían buscando opciones para reestructurar la deuda del Estado. De acuerdo a varios economistas consultados, la reestructuración consiste en la emisión de nuevos bonos con diferentes tasas de interés y periodos más largos de pago, los cuales permitirían cierta liquidez.

Tras varias interrogantes de parte de los medios de comunicación, ni el presidente, ni el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana o el ministro Cáceres, brindaron más detalles. Aún se desconocen los planes para canjear la deuda y los posibles aliados en esta iniciativa de canje. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación