Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno importará 300 mil quintales de maíz y 12 mil de frijol para enfrentar sequía

 Pese al anuncio, agricultores han señalado que las medidas siguen llegando tarde 

Sequía

Es el segundo año que los cultivos se ven afectados por el estrés hídrico. | Foto por Archivo

El gobierno importará 300,000 quintales de maíz y 12 mil de frijol para abastecer el mercado nacional que ha sido afectado por el fenómeno de la sequía  y evitar así una "crisis".

Sánchez Cerén aseguró que el país no enfrenta una situación de desabastecimiento, y que la importación de granos básicos es parte de medidas a corto plazo que el gobierno implementará para evitar una "crisis".

El presidente  de la República aseguró que el gobierno se encuentra trabajando por aminorar los impactos que ha generado el periodo de sequía en el territorio nacional. “No nos hemos quedado de brazos cruzados”, dijo Cerén

"El país tiene los cereales necesarios, tiene fríjol y maíz, no se puede especular con las necesidades de la gente (...) la importación responde a medidas para evitar el desabastecimiento", sostuvo el mandatario.

“No podemos permitir que el país caiga en pobreza y en hambruna porque no hemos tomado medidas”, añadió Cerén.

Agregó que esta semana el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) entregará 100,000 paquetes de semilla de maíz y 200,000 de fríjol a agricultores salvadoreños que perdieron sus cosechas y que además están apoyando al sector ganadero y cafetalero.

Ante esto, algunos agricultores han criticado que las medidas continúan llegando tarde y no previo a las situaciones críticas que les toca vivir en el campo.

"Estamos preocupados, pero a la vez comprometidos con garantizar que el fenómeno de la sequía no se convierta en hambre para el pueblo salvadoreño", manifestó el presidente.

Respecto a las criticas que han surgido por el abandono de los distritos de riego, el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, aseguró que este mes se comenzará con la instalación de módulos de riego de primer nivel en 300 manzanas en el municipio El Porvenir, con un donativo de $4.5 millones de Taiwán.

Sin embargo, pese a los anuncios del gobierno, algunos productores han señalado que es necesario la declaratoria de emergencia, para evitar mayores impactos en la agricultura y al final en la alimentación de miles de salvadoreños.

El presidente de la República insistió en que todavía están analizando declarar la emergencia por la sequía que afecta al país y que ya ha provocado pérdidas millonarias de cosechas de maíz y frijol y también ha afectado al café y amenaza otros cultivos de hortalizas y frutas. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación