Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno ha ejecutado menos inversión pública que en 2014

La inversión pública programada es el doble de la que se tuvo el primer semestre 2014. $55 millones menos se invirtió a junio de 2015 pese a tener mayor presupuesto.

ctv-vnj-hospital-ok

El Gobierno planeaba invertir cerca de $1,008 millones para obras públicas en el primer semestre del año, prácticamente el doble de lo que tenía presupuestado en el mismo período del año pasado. Sin embargo, esta abundancia de fondos no ha significado una mayor inversión ya que se ha ejecutado incluso menos que el año anterior.

De acuerdo con las cifras que el Ministerio de Hacienda publicó en el portal web de Transparencia Fiscal, a junio de este año solo se habían ejecutado $258.80 millones en inversión pública. Quiere decir que hay $750 millones que aún no se han utilizado y cuyos proyectos están detenidos.

Que el Gobierno no logre utilizar todos los recursos, por los motivos que sean, no es algo nuevo. Sin embargo destaca que la inversión pública en lo que va del año ha sido menor que en el mismo período de 2014, pero se ha contado con muchísimos más recursos.

Entre enero y junio de 2014 el presupuesto para inversión pública era de $503.41 millones y en ese período se habían utilizado $313.97 millones. Es decir, tenían la mitad del presupuesto de este año pero la ejecución fue de $55 millones más que ahora.

¿Por qué hay tanto dinero sin usar? Aunque las razones son variadas y depende de cada proyecto, en general se trata de problemas relacionados a lentos trámites para aprobar las obras y entregar el dinero. En reiteradas ocasiones miembros de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco) han expresado que los proyectos de infraestructura pasan mucho tiempo a la espera de permisos ambientales, autorizaciones de construcción y otros. Burocracia, a fin de cuentas.

Inversión por sectores
Dentro la reducida inversión de este año destaca la que se destina a la seguridad, un área crítica durante la última década. Solo $6.5 millones se han utilizado en obras que comprenden construcción y remodelación de centros judiciales y ampliación del sistema de radiocomunicación de la policía.

Mientras tanto proyectos como la compra de brazaletes para monitorear a reos en fase de confianza, renovación de vehículos para la policía, mejoras en granjas penitenciarias y obras en instalaciones para el control migratorio siguen suspendidos. Cerca de $49 millones no se han utilizado en las áreas de seguridad y justicia, que además es el de menor presupuesto ($55.69 millones en total hasta junio).

Para obras de carácter social se habían destinado $453.16 millones, de los cuales solo se han usado $133.33 millones. Se han destinado fondos para proyectos de agua en zonas rurales, bonos de educación, desarrollo local, mejora de asentamientos urbanos, construcción de centros de recreación y Ciudad Mujer.

Sin embargo reparaciones en algunas escuelas, obras de mitigación en algunos puntos del país, mejora de caminos rurales y construcción de instalaciones deportivas aún no han recibido fondos.

En el área de desarrollo económico, que comprende obras de generación de energía, iluminación, acceso en carreteras, y otros, se habían destinado $499.92 millones, pero solo se han ejecutado obras por un valor de $118.93 millones.

Préstamos sin usar
Al consultar las cifras de Transparencia Fiscal destaca que cerca de $387.10 millones para la inversión pública provienen de préstamos internacionales. De este dinero solo se ha utilizado $55.30 millones, dejando $331 millones en créditos se pidieron pero aún no han sido usados.

Sumando todos los fondos externos que el Gobierno utiliza para la inversión pública (préstamos nacionales e internacionales, donaciones) se alcanza una suma de $499.32 millones hasta junio. Sin embargo de ese dinero solo se habían usado $75.47 millones.

Esto significa que el dinero que prestan los organismos internacionales y el que envían los países amigos está engavetado sin generar beneficios para la población. En el caso de los préstamos, se trata de un retraso más significativo ya que los fondos se pidieron específicamente para impulsar dichas obras.

Reactivación de proyectos
En mayo de este año el vicepresidente y comisionado para la inversión, Oscar Ortiz, anunció que el Gobierno reactivaría 13 proyectos que estaban suspendidos por diferentes motivos. Entre ellos se encontraban la ampliación la construcción de la planta El Chaparral, cuyo proceso de licitación y contratación fue detenido ya que la Fiscalía General de la República (FGR) realizaba investigación de anomalías.

Según expresó el vicepresidente, estos 13 proyectos sumaban una inversión de $230 millones.

Pero la falta de problemas técnicos o legales no significa que las obras se llevan a cabo. Por ejemplo las obras en El Chaparral aún deben pasar por nuevos procesos de licitación y, además, esperar que la investigación de la fiscalía no interfiera de nuevo con la construcción.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación