Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ganaderos de Colombia prevén quiebras por sequía

Advierten que al fenómeno climatológico de El Niño no se le está prestando la atención requerida.

Las ganaderías de la zona oriental están viviendo tiempos de crisis y aseguran que no tienen apoyo del gobierno. foto edh /lucinda quintanilla

Les preocupa que desde hace más de medio año se han muerto más de 30,000 animales a causa de la sequía.

Las ganaderías de la zona oriental están viviendo tiempos de crisis y aseguran que no tienen apoyo del gobierno. foto edh /lucinda quintanilla

BOGOTÁ- La prolongada sequía que sufre Colombia como consecuencia del fenómeno atmosférico de El Niño puede llevar a la quiebra a miles de ganaderos, advirtió ayer el gremio del sector, según el cual más de 30,000 reses han muerto en los últimos meses por falta de agua. 

La advertencia la hizo el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie, quien dijo que la cría de ganado se está volviendo una actividad “insostenible”. 

“Las cifras están ahí, llevamos más de medio año haciéndole seguimiento a las afectaciones del sector y por eso tenemos la certeza de que han muerto más de 30,000 animales, que cerca de 700,000 se han tenido que desplazar y que hay casi 50,000 predios con algún tipo de daño”, dijo Lafaurie en un comunicado de Fedegan. 

Ante esa situación, el dirigente señaló que “quienes conforman el sector rural del país trabajan en condiciones cada vez más precarias” porque “El Niño ha acentuado una crisis que lleva años y a la que no se le presta la atención que requiere”. 

Lafaurie añadió que desde hace 18 meses alerta a las autoridades sobre las consecuencias de El Niño que, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) se intensificará entre enero y marzo de este año. 

“Basta con ver los caudales cada vez más bajos de los ríos, la escasez de alimentos y las consecuencias que generan las elevadas temperaturas”, señaló Lafaurie. 

A finales de diciembre pasado el Ideam declaró en alerta roja los ríos Magdalena y Cauca, que atraviesan el país de sur a norte, debido a su bajo caudal que en algunas zonas es de unos pocos centímetros. 

Lafaurie pidió que las autoridades tomen más medidas para mitigar el impacto de la sequía y formulen planes de acción para los productores rurales “que lo han perdido todo” por El Niño, fenómeno que hace cada vez más difícil y costosa la misión de encontrar forrajes para el ganado. 

Debido a la sequía, el Gobierno ha hecho llamados a las autoridades locales y a la población en general para que ahorren agua y energía. EFE 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación