Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ganaderos y agricultores piden declarar emergencia en Honduras por la sequía

Según los productores en algunos municipios las fuentes de agua para consumo humano se han agotado, no hay alimentación para los humanos y no hay alimentos para el ganado.

Ganaderos y agricultores preocupados por la sequía

Los recursos provienen del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria.

Tegucigalpa.La Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos (Fenagh) de Honduras pidió hoy al Gobierno que declare "emergencia nacional" por la sequía que afecta a 850,000 personas en el país a causa del fenómeno de "El Niño". 
El déficit de lluvia está golpeando a sectores agrícolas y ganaderos en 164 municipios de 12 de los 18 departamentos del país centroamericano, dijo a periodistas el presidente de la Fenagh, Leopoldo Durán. 
"Ya es una emergencia, las fuentes de agua para consumo humano se han agotado, no hay alimentación para los humanos, no hay alimentos para el ganado", explicó el dirigente. 
Durán indicó que dirigentes de sectores agrícolas y ganaderos se reunirán esta tarde con el ministro hondureño de Agricultura y Ganadería, Jacobo Paz, para evaluar los daños y analizar si se declara la emergencia para enfrentar los efectos de la sequía ocasionada por el fenómeno climático de El Niño. 
"No podemos seguir sembrando maíz donde todos los años se incrementan las estadísticas de pérdida o la producción es muy calamitosa, tenemos que reorientarnos", enfatizó. 
El titular de la Fenagh aclaró que no se trata de crear pánico, sino de atender un fenómeno que reducirá las precipitaciones en el país. 
"Vamos a establecer una agenda a seguir, pero esto es una emergencia, es una urgencia, no queremos crear alarmas pero es la realidad que estamos viviendo", resaltó. 
Añadió que la declaratoria permitiría que las instituciones del Estado pongan a disposición sus recursos para ayudar a los afectados por las pérdidas en las cosechas. 
La sequía ha dañado los cultivos de subsistencia de maíz y fríjoles, granos básicos en la dieta de los hondureños, en al menos 10 departamentos, según autoridades locales. 
Unicef indicó hoy de que al menos 850,000 personas, entre ellas 170,000 niños, están afectadas por la sequía en Honduras y pidió al Gobierno, que preside Juan Orlando Hernández, que declare "la emergencia" para minimizar los efectos especialmente en los menores de seis años. 
El jefe de la unidad de Comunicaciones de Unicef en Tegucigalpa, Héctor Espinal, dijo a los periodistas que en algunos municipios hondureños, que no identificó, "hay hambruna". 
Advirtió, además, que si los afectados no se atienden de manera adecuada se podría generar "una desnutrición crónica irreversible", sobre todo en los niños menores de seis años, ya que "son más vulnerables a sequías y situaciones de hambruna". 

No podemos seguir sembrando maíz donde todos los años se incrementan las estadísticas de pérdida o la producción es muy calamitosa, tenemos que reorientarnos.  Presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos (Fenagh) de Honduras, Leopoldo Durán. 
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación