Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusades nombrará a economista como "Miembro Honoraria"

b El reconocimiento a Liévano de Marques será entregado esta noche en un hotel capitalino

Por su trabajo y su contribución al desarrollo económico y social del país, Mirna Liévano de Marques será acreedora al reconocimiento de Fusades. foto edh / Mauricio Cáceres

Por su trabajo y su contribución al desarrollo económico y social del país, Mirna Liévano de Marques será acreedora al reconocimiento de Fusades. foto edh / Mauricio Cáceres

Por su trabajo y su contribución al desarrollo económico y social del país, Mirna Liévano de Marques será acreedora al reconocimiento de Fusades. foto edh / Mauricio Cáceres

Más allá de su inteligencia y la mente brillante de Mirna Liévano, su carisma y su sonrisa contagian al escuchar su sorpresa por ser nombrada como Miembro Honoraria 2014 por la Fundación Salvadoreña para del Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Este reconocimiento es otorgado desde 1987 a todas aquellas personas que han dedicado parte de su vida a promover el desarrollo económico y social de los salvadoreños, dentro de un sistema democrático de libertades económicas e individuales.

"Quiero decir, en primer lugar, que Fusades es una institución que quiero muchísimo, yo fui la tercera empleada, cuando la institución estaba totalmente naciente y cuando veo el tamaño y todo lo que ha logrado hacer, digo que realmente es admirable y y cuando me hablaron de que me iban a dar este reconocimiento me sentí muy gratificada", dijo de Marques.

La economista y actual prosecretaria del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), asegura que es un honor compartir este nombramiento con grandes personalidades que han trabajado por el país.

Desde julio de 1989 a mayo de 1994 ella fue responsable de la coordinación de los gabinetes económico y social, de la administración de la inversión pública y de la gestión de la cooperación externa, en la administración del Presidente Alfredo Cristiani.

En ese tiempo, en el que asegura que la economía se encontraba bastante deteriorada por el conflicto armado, recuerda que se le cambió el rumbo.

Detalla que en ese momento el diagnóstico que había era que la economía había retrocedido 25 años, el comercio exterior estaba nacionalizado, la banca estaba nacionalizada, había control de precios, de salarios.

"El logro de la paz permitió que lo económico, social y lo político tuvieran un sinergia importante , que es de los pocos años que el país llegó a crecer el 7 %, definitivamente, la mayor tasa de crecimiento histórica que ha tenido El Salvador y creo que eso es muy gratificante", añadió .

Una de las experiencias enriquecedoras en su vida, asegura, ha sido enseñar a líderes jóvenes de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

Liévano, quién actualmente reside en Washington D.C., ha ocupado varios cargos en el Banco Interamericano de Desarrollo a nivel regional e internacional, un trabajo asegura, muy demandante, lo cual la mantiene al tanto del bagaje de diferentes países.

A su cargo se encuentra la la organización de la Asamblea de Gobernadores del BID, lo cual afirma que es una gran responsabilidad.

Aparte de su faceta como economista, Liévano de Marques también se ha aventurado como escritora al publicar los libros "El Salvador un País de Transición" y "El Mundo es un pañuelo". Explica, que uno de sus proyectos personales en puerta es escribir una nueva novela.

Liévano de Marques , quien también es amante de la danza, detalla que una de sus ambiciones a futuro es fundar un Patronato Pro cultura para promover todas las manifestaciones culturales en El salvador y pedirle contribución a todos sus amigos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación