Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funde: Deuda y baja inversión extranjera minan la economía

El próximo Gobierno tendrá un panorama poco favorable, que implicará promover condiciones para inversión

Las inversiones extranjera y privada local continúan deprimidas; la pública descendió 3.7 %. La construcción se estancó. EDH/archivo

Las inversiones extranjera y privada local continúan deprimidas; la pública descendió 3.7 %. La construcción se estancó. EDH/archivo

Las inversiones extranjera y privada local continúan deprimidas; la pública descendió 3.7 %. La construcción se estancó. EDH/archivo

Las endeudadas y críticas finanzas públicas son de las principales causas del crecimiento económico desacelerado en El Salvador.

Por si fuera poco, la Inversión Extranjera Directa (IED) también ha presentando un comportamiento errático en los últimos siete años.

Entre enero y junio sólo ingresaron $38 millones de IED -el peor dato del quinquenio- y el último trimestre no representará mayor inversión debido al panorama electoral que lo acompaña.

De acuerdo al informe económico emitido ayer por la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), el presupuesto aprobado para 2013 y el modificado en noviembre de este año, aunado a que el ingreso tributario proyectado no resultó como se esperaba, dio como resultado un déficit de $431 millones, solamente por inconsistencias en el presupuesto.

Los gastos públicos también han presentado tendencia al incremento, especialmente en las remuneraciones con 10 % más, gastos de bienes y servicios con 20.3% más. El gasto en intereses también ha tenido incremento de 8.8 %.

"El Gobierno está incurriendo cada vez en mayores endeudamiento público para poder financiar su gasto y, por la tanto, va a tener que pagar más intereses", dice Rómel Rodríguez, investigador de Funde.

Añade que el Ejecutivo está incurriendo cada vez en mayor endeudamiento público para poder financiar su gasto y, por ello, tendrá que cancelar más intereses, restando fondos a algunos ministerios.

La emisión de Letras del Tesoro para el financiamiento y liquidez del Ejecutivo, también ha despuntado con un cierre de $624 millones en emisión de Letes en 2013. Además, proyectan que para 2014 la cifra podría rondar los $800 millones.

"Es muy probable que el Gobierno va a tener de nuevo que acercarse a la Asamblea Legislativa y generar de nuevo un proceso de financiamiento externo", dice el investigador Funde.

La deuda al cierre del año rondaría el 58 % del PIB (más de $14,000 millones )y, si la dinámica se mantiene, el próximo gobierno podría encontrar una deuda de 60 % del PIB.

"No hemos logrado salir de la crisis de 2008, tenemos -3 puntos de crecimiento y el promedio de los últimos cuatro años apenas ha sido de 1.8 %, dos puntos por debajo de la tendencia que traía", dice Roberto Rubio, director ejecutivo de Funde.

El análisis de Funde aclara que, de no lograrse entendimientos de país, este comportamiento continuará a mediano plazo.

Mientras que en los factores externos entre los meses de enero a octubre de 2013 las exportaciones han representado incremento de 3.6 % pero, en el ámbito de las importaciones, crecieron 6 %.

"En términos totales, las importaciones han crecido mucho más, por tanto el déficit de la balanza comercial ha aumentado el déficit", comentó Rodríguez.

La mayor parte de los bienes que se importan es de consumo, no bienes de capital productivo, que son los que dinamizan la actividad económica del país.

La caída de precio de bienes tradicionales, como el café, también representa impacto para el déficit de la balanza comercial.

"Hay aspectos positivos que destacar pero creemos que, en términos muy generales, la economía ha seguido mostrando ese ritmo de bajo crecimiento y el deterioro de sus principales rubros macro económicos", dijo José Ángel Tolentino, coordinador de programa de Funde.

Nuevo mandato

Con el panorama presentado por Funde se detalla que el Gobierno que entre en funciones el próximo año tendrá la necesidad de pactar una reestructuración de la deuda.

Entre los desafíos que destacan para el Gobierno entrante están generar mejores condiciones para la inversión pública y privada y promover un mejor crecimiento sostenido.

"El próximo Gobierno va a encontrar una situación difícil, va a tener que tomar decisiones difíciles", dijo Rubio.

Remesas hacia la baja

Y si bien las remesas han mostrado crecimiento al mes de octubre, la cifra es muy baja, de 1.5 %. Si se compara con el año pasado, en el periodo de enero a octubre de 2012, había crecido 7.1 %.

"Nos llama la atención porque, a pesar de que el desempleo hispano está decreciendo -en EE.UU., en El Salvador su tasa de crecimiento está cayendo", dice Rodríguez.

La situación resulta compleja, porque las remesas generan liquidez en el sistema financiero nacional, fuente de liquidez y de recursos para la familia salvadoreña.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación