Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Frescura, calidad y servicio van de la mano en San Martín

La innovación es otro de los factores que siempre está presente en esta panadería que gusta y crece entre los salvadoreños.

Muchos de los productos son elaborados con recetas exclusivas e ingredientes de primera. foto edh / Omar Carbonero

Muchos de los productos son elaborados con recetas exclusivas e ingredientes de primera. foto edh / Omar Carbonero

Muchos de los productos son elaborados con recetas exclusivas e ingredientes de primera. foto edh / Omar Carbonero

Conocer al detalle a las personas como, en qué zonas gustan más de pan báguete o del integral o el tipo de pizza del nuevo menú que más disfrutan, o que los clientes estén pendientes de nuevas variedades de repostería, pasteles o de las ensaladas, esto marca la ruta del éxito de Panadería San Martín en El Salvador.

La panadería de origen guatemalteco ha logrado en 10 años penetrar en un segmento de clientes que disfrutan del buen pan dulce, repostería o comida, pero que cada vez son más exigentes y demandan productos del día, además de una atmósfera relajada para disfrutar de un café y saborear un postre.

Para lograr esa frescura cada producto es elaborado por especialistas salvadoreños que impregnan la calidad en todo lo que hacen. En este café restaurante las personas reciben una canasta de pan inmediatamente llegan a las mesas para desayunar y también delicioso café elaborado exclusivamente para San Martín en fincas de Guatemala.

Hay toda una variedad de opciones de desayunos, almuerzos o pizzas que las personas también pueden ver cómo se elaboran. El concepto de "cocina abierta" es parte de la nueva tendencia que este negocio impulsa.

Para estar acorde con el servicio a los comensales y clientes, el gerente país Luis Pedro Ibarra, dice que hay capacitación de personal constante, pero además incentivos y premios por rendimiento, y reconocimientos a la "antigüedad" de los colaboradores, varios de ellos han estado desde que abrieron el primer local en San Salvador y como salario parten de $350 al mes para quien menos gana.

Según Ibarra quienes trabajan en San Martín han logrado hacer suya la mística de servicio al cliente y la filosofía de la panadería de ofrecer todo fresco y con calidad.

De ahí que las personas llegan o muy temprano o al final del día para comprar el pan francés, pan dulce, o ejecutivos que en ruta su trabajo hacen una pausa para tomar alimentos en un ambiente acogedor y donde siempre habrá productos de temporada como ahora las galletas con motivos de la Navidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación