Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carlos Acevedo

Si el Frente ganara y formulara políticas que asusten inversionistas, la gente sacaría su dinero

El expresidente del Banco Central de Reserva y ahora asesor del director Ejecutivo del FMI en Washington, describe el problema de las finanzas públicas y la falta de discusión sobre esta problemática

Carlos Acevedo, asesor del director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, detalló que un eventual gobierno del FMLN atraería menos inversiones privadas. foto edh / Tomás Guevara

Carlos Acevedo, asesor del director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, detalló que un eventual gobierno del FMLN atraería menos inversiones privadas. foto edh / Tomás Guevara

Carlos Acevedo, asesor del director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, detalló que un eventual gobierno del FMLN atraería menos inversiones privadas. foto edh / Tomás Guevara

El economista Carlos Acevedo, quien estuvo al frente del Banco Central de Reserva, BCR, en buena parte de la administración de Mauricio Funes, se caracterizó hasta antes de lograr la plaza de asesor en la mesa de Centroamérica, del Fondo Monetario Internacional, FMI, en Washington, por hablar con bastante franqueza sobre la delicada situación fiscal y financiera del país.

Y ahora con su nuevo cargo tampoco se guardó sus comentarios, al describir la difícil situación que experimenta El Salvador; después de un evento organizado por Diálogo Interamericano en la capital estadounidense, donde su colega, el economista Roberto Rubio y el analista Salvador Samayoa disertaron sobre la situación económica y política de El Salvador en el proceso electoral, Acevedo, conversó con El Diario de Hoy, y expuso que al país le espera una delicada situación en el corto plazo, por haber sobrepasado el tope de la deuda externa, y porque las finanzas públicas no alcanzarían para suplir las altas expectativas de asistencia en programas sociales que ofertan los candidatos; sobretodo si se revisa el complicado tema de la deuda de pensiones.

En este panorama Carlos Acevedo, que aún formando parte del gobierno de Funes, aseguró que los salvadoreños estábamos "con el agua hasta el cuello", expuso algunas valoraciones luego del evento de sus compatriotas.

Hemos escuchado dos posturas que llaman a reflexionar sobre la situación de El Salvador tanto política como económica. ¿Cuál es su valoración a los planteamientos de sus colegas?

Creo que el país está en una encrucijada que le plantea desafíos muy fuertes que enfrentar, sobre todo en el tema económico, y esto creo que indistintamente de gane quien gane las elecciones del 9 de marzo, la situación económica es muy crítica.

¿Por los grandes retos que están por delante y aquellos que no se han discutido mucho en el país?

Si, porque al que gane le va tocar enfrentar grandes desafíos, empezando por lo fiscal, sin lo cual no se podría impulsar todas las políticas sociales y de otro tipo que se necesitarían para llevar a cabo un gobierno que responda a las demandas y las expectativas de la gente.

Su colega Roberto Rubio puso el tema en la mesa de una eventual fuga de capitales y depósitos del sistema financiero si Salvador Sánchez Cerén se hace con la victoria el 9 de marzo. ¿Qué opinión le merece ese punto?

Yo creo que con la sola victoria del Frente no veo eso, yo pensaría que eso podría darse si el Frente gana las elecciones y, al tomar posesión el 1 de junio, formula políticas que pudieran asustar a los inversionistas y a la gente que tiene más recursos, los que pueden sacar su dinero de los bancos.

En entrevistas anteriores usted reconoció que ARENA tenia más capacidades para atraer inversiones privadas al país. ¿Cómo se presenta en la situación actual?

Creo que la falta de atractivos es un problema estructural de El Salvador para atraer inversión extranjera, no depende solo de este tipo de condiciones; el hecho que gane ARENA no hace mayor diferencia, probablemente aumentaría la inversión privada, pero no creo que movilice la cantidad de recursos que se necesitan para ver realmente un repunte de la inversión. Y con el FMLN menos todavía.

A la expectativa…

Entonces vamos a ver qué tipo de políticas se formulan y cómo reacciona la inversión, pero justamente creo que ese es uno de los grandes desafíos que El Salvador tiene: ¿Cómo levantar la inversión privada? No creo que con ARENA se hubiera levantado mucho y con el Frente hay un reto muy complicado para hacerlo.

Ahora que usted es parte del organigrama del Fondo Monetario Internacional ¿Cómo ve el tema de la deuda salvadoreña y el financiamiento externo del que está dependiendo el aparataje del estado para caminar?

Ese es otro gran reto que está amarrado con el tema fiscal el techo de deuda casi se ha topado, en la propuesta del Frente aparece como una diversificación de socios, podría buscar acercamientos con China continental, con Vietnam, y eso tal vez pudiera diversificar fuentes de inversión.

El modelo venezolano no sé hasta que punto vaya ser sostenible con este modelo de Alba y de apoyos por el mismo tipo de dificultades fiscales y económicas que está enfrentando Venezuela.

¿Se vaticina un corte de las ayudas de Venezuela, y por tanto a las regalías del partido de gobierno entonces?

Mi impresión es que no va durar todo el tiempo y que, eventualmente, se va cerrar esa fuente de financiamiento barato de la cual ha gozado el Frente a través de Alba, y esto le podría cerrar las fuentes de financiamiento externo y obligarlos a tomar algún tipo de medidas para hacer realmente sostenible las finanzas públicas del país.

¿Qué está pasando con el tema de las pensiones y el jugoso bono de los ahorros privados en las AFP, que ya empezó a utilizar el gobierno?

En eso pues el mecanismo del fideicomiso se estableció para poder financiar el pago de las pensiones (del ISSS e INPEP), que es un mecanismo que extrae recursos de los cotizantes del sistema actual (AFP) para financiar el pago de las pensiones de los que ya están retirados.

Así es como se diseño y así es como funciona, y el gobierno no puede agarrar dinero de las pensiones (para gastarlo en otras cosas), porque ese dinero sirve para pagar a los pensionados. Entonces en el momento que el gobierno quisiera agarrar ese dinero no podría porque saltarían los pensionados.

¿Además de sumar a la deuda?

Si, porque existe el problema que ese dinero es deuda que el gobierno tiene que pagar, y por ahí se viene otro problema para la caja fiscal, porque el servicio (los intereses) de esa deuda de pensiones que el gobierno debe servir es cada vez mas grande.

¿Cómo se justifica que Casa Presidencial gaste miles de millones en propaganda y luego diga que no hay dinero para pagar a los pensionados?

Los recursos que discrecionalmente puede manejar la presidencia no alcanzarían, son recursos fuertes, pero no van a resolver el tema fiscal y menos el de pensiones, yo creo que los candados que se le pongan a ese manejo discrecional de la partida secreta depende de cómo esté la correlación de fuerzas en la Asamblea Legislativa.

Ya en el gobierno actual se intento hacer eso, no se ha logro del todo, pero es un tema de controles y contrapesos entre las instituciones del estado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación