Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fortalecer democracia y reducir violencia, retos para mandatario

Fusades advierte que hay signos de que la democracia ha tenido algunos altibajos, sumado a que se mantienen altos índices de violencia

La poca consolidación de la democracia y los altos índices delincuenciales son dos retos en materia política y de seguridad que tendrá frente a sí quien asuma la Presidencia del país a partir del 1 de junio próximo, de acuerdo con un estudio realizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

En el informe "La realidad que encontrará el próximo presidente", el tanque de pensamiento analiza, entre otros puntos, que la democracia se ha visto amenazada en los últimos cinco años, en vista de algunas acciones que han contribuido a debilitarla, sostiene.

Estas acciones, de acuerdo con el análisis, pasan por irrespeto a sentencias de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, la "instrumentalización política" de las instituciones, el irrespeto a laudos arbitrales, entre otros aspectos.

Para Fusades, otra de las señales negativas es que la Asamblea haya aprobado el decreto 743, que buscaba la unanimidad de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional para tomar decisiones en materia de inconstitucionalidades.

Todo ello, añaden, "son señales negativas en contra de la seguridad jurídica, el derecho al debido proceso y el apego al orden constitucional, como principios rectores de un Estado democrático".

El informe, en ese sentido, habla de factores que debilitan la democracia, entre ellos la desconfianza entre representantes y representados, la carencia de una aplicación transparente del marco legal, el bajo nivel de cultura política con ciudadanos comprometidos y activos y la falta de certeza sobre acuerdos y acciones que promuevan el desarrollo de los privados.

Fusades plantea que el nuevo gobernantes tendrá como reto fortalecer las instituciones democrática y cerrar "espacios de desorden" que permitan vulnerar el sistema de partidos políticos y el artículo 85 de la Constitución, que establece un sistema de gobierno republicano, democrático y representativo.

Retos en seguridad

Asimismo, Fusades plantea un panorama sombrío para el sucesor de Mauricio Funes en materia de seguridad ciudadana, pues sostienen que los índices de homicidios se mantienen al alza.

De acuerdo con el análisis del tanque de pensamiento, basados en datos de las autoridades, se mantiene un promedio de 7.8 homicidios diarios.

Según los analistas, el promedio se redujo en el inicio de la tregua entre pandillas, pero nuevamente alcanzó un punto alto de 8.5 muertes violentas en noviembre de 2013.

Lo que también debe preocupar al nuevo presidente, según Fusades, es el índice de extorsiones que, según señalan, no ha tenido variaciones desde la tregua, manteniéndose en un promedio de 200 por cada mes.

Basándose en sondeos realizados por su centro de investigación, Fusades aseguró que hay un promedio de 36.8 % de empresarios encuestados que dice haber sido víctima de extorsión.

Pero, relacionado con este punto, también señalan la crisis carcelaria, con sobre población y condiciones carcelarias, todo lo cual provoca que el segmento más vulnerable sean los jóvenes, "quienes se ven en la necesidad de emigrar o insertarse a círculos de violencia".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación