Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fomilenio II buscará inversionistas en EE.UU.

Abren nueva convocatoria para fondo de Apuesta por Inversiones. Buscan que Estado asuma la iniciativa cuando termine Fomilenio.

carreteralongitudinal

Carreteras de acceso son algunas obras públicas que se podrían otorgar a petición de las empresas. | Foto por elsalv

Representantes de Fomilenio II anunciaron que harán un recorrido por ciudades de Estados Unidos para atraer nuevas inversiones. Con ello buscan que más empresarios se sumen a la segunda convocatoria del Fondo de Apuestas por Inversiones (API).

Según expresó el director ejecutivo de Fomilenio II, desde el 11 de noviembre de 2015 al 10 de febrero de 2016 recibirán propuestas de empresas que deseen recibir apoyo del API, mediante servicios u obras públicas.

La convocatoria también incluirá inversiones extranjeras. La Corporación Reto del Milenio (MCC por sus siglas en inglés) hará reuniones en Washington, Los Ángeles y Houston para que empresarios extranjeros conozcan esta herramienta. El primer encuentro sería con cerca de 100 posibles inversionistas.

Además el viceministerio de salvadoreños en el exterior coordinará reuniones similares con la diáspora en Estados Unidos. Este organismo ha reunido ya 40 posibles proyectos.

El fondo API fue creado para ayudar a mejorar la rentabilidad de nuevas inversiones. Esto al proveerles de servicios u obras públicas que mejoren el desarrollo de los proyectos. Las empresas elegidas recibirían apoyo a través de conexiones eléctricas, construcción de caminos, mejora de centros de estudios, obras de mitigación, etc. en el área donde decidan operar.

De la primera convocatoria, hecha antes de la firma de Fomilenio II, aún se mantienen siete proyectos que serán evaluados por el Comité de Apuesta por Inversiones junto a los que se incluyan en la segunda convocatoria.

De todos el dinero que tiene disponible Fomilenio II, el API dispondrá de $75 millones. Las empresas que propongan proyectos tendrán que presentar inversiones por un valor mínimo de $100 mil y no podrán pedir obras públicas que sobrepasen los $10 millones.

Los empresarios interesados en participar pueden descargar la información sobre el proceso y la carta de propuesa para el fondo API en el sitio www.fomilenioii.gob.sv.

Continuar el modelo

En anteriores ocasiones los representantes de Fomilenio han expresado que el fondo API es una herramienta para que las obras públicas trabajen de la mano con el sector privado para impulsar el crecimiento económico y reducir la pobreza.

Con eso en mente, esperan que una vez finalice Fomilenio el Gobierno de turno sea capaz de adoptar la herramienta y continuarla con fondos propios.

Se consultó al director ejecutivo cómo será esto posible, considerando el déficit fiscal y el retraso en la inversión pública que lleva arrastrando el Estado desde hace años.

Pleites respondió que, si la herramienta funciona, será capaz de mantenerse con fondos del Estado y aportes de la cooperación internacional. Además se piensa en que entidades como Proesa o Bandesal sean quienes administren el fondo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación