Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FMI pide a goes recortar el gasto público y aumentar los ingresos

Plantean proyecto para bajar la deuda al 50 % del PIB

Los representantes del FMI presentaron a los diputados de ARENA su propio diagnóstico y recomendaciones sobre las finanzas públicas de El Salvador. foto edh / CORTESÍA

Los representantes del FMI presentaron a los diputados de ARENA su propio diagnóstico y recomendaciones sobre las finanzas públicas de El Salvador. foto edh / CORTESÍA

Los representantes del FMI presentaron a los diputados de ARENA su propio diagnóstico y recomendaciones sobre las finanzas públicas de El Salvador. foto edh / CORTESÍA

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que visitó el país la semana pasada, planteó al Gobierno a y los políticos nacionales la necesidad de hacer un ajuste fiscal, lo que implicaría un drástico recorte del gasto público acompañado de medidas para aumentar los ingresos estatales.

Con dicho ajuste, si el Gobierno toma las medidas pertinentes, se reduciría la deuda pública al 50 % de su nivel actual, endeudamiento que por ahora representa el 58 % del PIB.

La otra solución planteada por el FMI detalló uno de los participantes en las reuniones, es que el nivel de deuda se estabilice en el 60 % del PIB, pero para ello sería necesario que mejore la actividad económica, logrando crecimientos de entre el 7 y 8% del PIB.

De acuerdo con estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR), hasta agosto de este año la deuda total del país ascendía a $15,341 millones.

Ambas propuestas representan un enorme reto para la economía nacional pues, en el primero de los casos, el Gobierno tendría que reducir el déficit fiscal, en los próximos años, del 4 % (actual) al 1.5 %.

Además, tendría que percibir ingresos de hasta $900 millones, ya sea con recorte de gastos o con más impuestos.

La primera propuesta requeriría un ajuste fiscal del 3.5 % del PIB, que podría hacerse en los próximos diez años, si se comenzara a trabajar desde ahora.

Pero, el otro planteamiento, además de que necesitaría un ajuste del 2.5 % del PIB, tendría que lograr un crecimiento económico extraordinario, pues es sabido que el país no ha logrado superar un crecimiento económico mayor al 2 % en los últimos años.

Sin embargo, ni la jefa de la misión del FMI, Uma Ramakrishnan, cree posible que el país logre un crecimiento económico de hasta 8% en el mediano plazo, según dijo a diputados de ARENA, con los que se reunió el viernes pasado.

Aún así, los representantes del organismo multilateral consideraron urgente comenzar con los cambios fiscales pues de lo contrario, El Salvador perdería una gran oportunidad y podría entrar en problemas más adelante.

"Si ustedes no hacen nada el país está en una ruta de insostenibilidad (fiscal)", fue una de las afirmaciones que hicieron representantes de este organismo a la fracción de ARENA, confirmó Rafael Lemus, asesor económico de ese partido, presente en la reunión.

Durante los últimos años el país ha mantenido un déficit fiscal anual de $1,000 millones, que representan el 4 % del PIB.

Claudio de Rosa, otro de los asesores que estuvo presente, dijo que los delegados del FMI les pidieron hacer estos ajustes cuanto antes pues prevén un aumento de las tasas de interés en un lapso de tres años, lo que aumentaría significativamente la deuda que el país ya tiene con acreedores en todo el mundo.

Por eso los visitantes le pidieron a la fracción que aprovechen este momento para exigir los ajustes necesarios y así lograr un mayor crecimiento económico.

De acuerdo con el BCR, la producción total este año (el PIB) será de $26,376 millones.

A eso se suma que el país ha bajado en los últimos años su reputación crediticia. La calificadora de riesgo Moody's le quitó en noviembre de 2009 el "grado de inversión", y luego otras agencias bajaron la calificación de la deuda soberana, debido al alto endeudamiento, el bajo crecimiento económico y la inestabilidad política. Lo anterior ha provocado que la deuda que emite El Salvador sea cada vez más cara, es decir que ahora paga más intereses debido a que el riesgo de impago ha aumentado en los últimos años.

Responsabilidad fiscal

El FMI también propuso aprobar una Ley de Responsabilidad Fiscal, que dé transparencia y tenga indicadores fáciles de evaluar.

En este punto, la Asamblea Legislativa tiene en sus manos una propuesta de Ley de Responsabilidad Fiscal que, de acuerdo con el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, comenzaría a estudiarse a partir del 17 de noviembre.

No obstante, tanques de pensamiento como la Fundación Nacional de Desarrollo (Funde) y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) coinciden en que las elecciones legislativas y municipales disminuirán el interés por aprobar una legislación que ayude a ordenar las finanzas públicas.

Mayor crecimiento

Una de las esperanzas para no depender del endeudamiento público es aumentar el crecimiento económico, que funcionarios públicos consideran que despegará con la aprobación del segundo Fomilenio y otras inversiones extranjeras.

Pero el FMI, que también se reunió la semana pasada con los empresarios que forman el Asocio para el Crecimiento y el gabinete económico, advirtió que el crecimiento económico por sí solo no resolverá los problemas del país. "El clima de negocios es factor importante y el crimen está golpeando, pero creo que necesitamos hacer más atractivo al país. El sector privado y el Gobierno deben seguir con su diálogo", agregó Ramakrishnan.

Los planteamientos del FMI son solo recomendaciones para el Gobierno, pues este ya no cuenta con un Acuerdo Stand-By (suspendido en 2012) y, por lo tanto, no puede exigirle al Gobierno lineamientos fiscales como en el pasado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación