Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FMI advierte que Latinoamérica entrará en recesión este año

Brasil, Venezuela y Argentina son algunas de las economías que presentan graves problemas económicos este año.

Experto advierte que prÛximos 20 aÒos ser·n crÌticos en emisiÛn de carbono

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christina Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, participan en una discusión sobre cambio climático ayer en Lima, Perú.  | Foto por cs

LIM978. LIMA (PER?), 07/10/2015.- La directora del Fondo Monetario Internacional, Christina Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim (d), participan en una discusiÛn sobre Cambio Clim·tico hoy, miÈrcoles 7 de octubre de 2015, en el Teatro Nacional de Lima (Per?). Los prÛximos 20 aÒos ser·n crÌticos para el mundo respecto de la reducciÛn en la emisiÛn de carbono y la construcciÛn de infraestructura que permita combatirla, afirmÛ hoy el catedr·tico Nicholas Stern durante la ConversaciÛn sobre Cambio Clim·tico organizada en Lima. EFE/Stephen Jaffe/CortesÌa Fondo Monetario Internacional/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

La economía de Latinoamérica se sumirá en una recesión este año, por primera vez desde el fin de la crisis financiera mundial, mientras la desaceleración en China disminuye la demanda de las materias primas de la región, amenazando los progresos recientes para reducir la pobreza, advirtió el Fondo Monetario Internacional este miércoles.

La institución multilateral, con sede en Washington, pronosticó, en un informe difundido en su reunión anual en Lima, Perú, que la tasa de crecimiento económico en Latinoamérica y el Caribe declinará por quinto año consecutivo antes de recuperarse en 2016.

Deprimidas por una aguda recesión en Brasil y Venezuela, dos de las mayores economías de Sudamérica, y por una contracción menos intensa en Ecuador, país dependiente del petróleo, las economías latinoamericana y caribeña se contraerán en 0.3% este año, según el pronóstico.

Con una economía estadounidense más firme y los menores precios de materias primas en México, Centroamérica y los países importadores de petróleo en el Caribe, probablemente experimentarán una reducción en su crecimiento, dijo el FMI.

 Se calcula que la economía de Venezuela caerá nada menos que un 10% mientras enfrenta escasez y la mayor inflación del mundo, un 200%, detalló el FMI. La titular del fondo, Christine Lagarde, dijo el martes que “espera y ruega” que Venezuela se recupere, pero agregó que el panorama del fondo se ha visto perjudicado por la falta de información de las autoridades, que no publican precios ni datos sobre crecimiento económico desde el año pasado.

“Venezuela está bastante afectada por el precio bajo del petróleo. Y agregó: “Los políticos no están tomando las decisiones que creemos que ayudarían al país a restablecer alguna estabilidad”.

Las políticas distorsionantes como los pesados controles sobre el cambio de divisas, y una emisión insostenible de dinero para financiar gastos del gobierno también aumentan la inflación y deprimen la actividad económica en Argentina, añadió el Fondo. 

El FMI pronostica que la segunda economía de Sudamérica solo crecerá el 0.4% este año y se contraerá en 0.7% en 2016.

Brasil, la mayor economía de la región, presumiblemente declinará un 3%, deprimida por un escándalo de corrupción que ha debilitado la confianza de los inversionistas y ha paralizado las reformas necesarias para contrarrestar años de gastos incontenibles y aplacar la inflación de 10%.

En medio del panorama poco alentador, se cree que Panamá tendrá el mejor desempeño económico, con un crecimiento de 6% mientras se completa una expansión multimillonaria del canal.

Pero aun las economías más abiertas y sólidas de la región en años recientes, como Colombia y Chile, deben instrumentar reformas a largo plazo para desarrollar la productividad y sobrellevar una caída prolongada en los precios de las materias primas, advirtió el FMI.

Advierte crisis de crédito y fuga de capitales 
Las compañías en mercados emergentes tienen un exceso de endeudamiento equivalente a $3 mil millones, una situación que amenaza con disparar una aguda crisis de crédito y salidas de capital en economías que han sido golpeadas por los bajos precios de las materias primas, recalcó este miércoles el Fondo Monetario Internacional.

El FMI advirtió que un desordenado retiro de las medidas de estímulo en economías avanzadas podría dar inicio a un “círculo vicioso de ventas rápidas, amortizaciones y mayor volatilidad”.

La Reserva Federal de Estados Unidos ha indicado que planea subir las tasas de interés por primera vez en casi una década a fines de este año.

El sobreendeudamiento en economías de mercados emergentes equivaldría a un promedio de 15% de su Producto Interno Bruto, y a un 25% del PIB de China, dijo el organismo internacional.

Los mercados emergentes donde las compañías han utilizado el crédito fácil para atenuar el impacto de la crisis financiera global están ahora al borde de un colapso del crédito, dijo el FMI. 

Muchos prestatarios son empresas estatales y los prestamistas son a menudo bancos locales.
“Los balances de las corporaciones y los bancos están actualmente bajo presión”, dijo en su reporte sobre Estabilidad Financiera Global. “Se necesita de una atención prudente inmediata”, agregó.

La exposición de China a los riesgos crediticios mientras pasa a convertirse en una economía más basada en el mercado es especialmente preocupante, dijo el FMI.

El colapso del mercado bursátil y la repentina devaluación del yuan de China en agosto sacudieron a los mercados globales. “Efectos colaterales financieros directos incluyen un posible impacto adverso en la calidad de activos de al menos 800,000 millones de dólares en exposiciones transfronterizas de los bancos”, advirtió el FMI.

Argentina, insostenible 
El Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó además que Argentina muestra unas “tendencias económicas insostenibles” debido al gran “impulso fiscal” dado este año, que acabarán afectando el crecimiento en 2016, cuando se prevé que entre nuevamente en recesión. 
“Vemos tendencias insostenibles ahora mismo en la economía Argentina”, afirmó Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, en rueda de prensa en el marco de la Asamblea Anual que el organismo celebra conjuntamente con el Banco Mundial en Lima esta semana. 

Las previsiones del Fondo plantean un crecimiento en Argentina del 0.4 % para este año y una contracción del 0.7 % para el próximo. 
Los factores que explican este avance este año se encuentran en el “gran impulso dado a la economía desde las políticas monetaria y fiscal” por parte de las autoridades de Argentina, apuntó Nigel Chalk, encargado del país dentro del Fondo, al citar el alza notable del gasto público y el “deterioro” el déficit fiscal.
 
“(Estos factores) ayudan al crecimiento este año, pero anticipamos que el próximo año no puedan continuar a este ritmo”, dijo ante los periodistas. 
Algo parecido, sostuvo Chalk, ocurrirá con la inflación. 

“El efecto atrasado de la monetarización del déficit fiscal en Argentina alimentará la inflación el próximo año, a lo que prevemos se añada una depreciación del tipo de cambio”, señaló el funcionario del Fondo. 

De acuerdo con las proyecciones del organismo internacional la inflación saltará en Argentina del 16.8 % este año al 25.6 % en 2016, la mayor de la región después de la Venezuela, que llegará este año al 160 %.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación