Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscal congela cuentas de exjefes Banco Vaticano

Según la auditoría, los tres exfuncionarios están implicados en ventas de 29 inmuebles en Roma y Milán.

Fiscal congela cuentas de exjefes Banco Vaticano

Fiscal congela cuentas de exjefes Banco Vaticano

Fiscal congela cuentas de exjefes Banco Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO. El principal fiscal del Vaticano ha congelado 16 millones de euros ($19 Mlls.) en cuentas bancarias de propiedad de dos ex administradores del banco del Vaticano y de un abogado como parte de una investigación por la venta de inmuebles del Vaticano en la década de 2000, según la orden de congelamiento y otros documentos legales.

El fiscal Gian Piero Milano dijo que sospechaba que los tres hombres, el expresidente del banco Angelo Caloia, el exdirector general Lelio Scaletti y el abogado Gabriele Liuzzo, pudieran haber malversado dinero mientras administraban la transacción de 29 edificios vendidos por el banco del Vaticano a compradores, principalmente italianos, entre 2001 y 2008, según una copia de la orden de congelamiento revisada por Reuters.

El dinero en las cuentas de los tres hombres "procede de malversación en la que estaban implicados", dijo Milano en la orden, fechada el 27 de octubre.

La investigación de Milano sigue a una auditoría del banco del Vaticano por parte de consultores financieros ajenos a la Santa Sede encargada el año pasado por la actual administración del banco. Previamente este año, el banco del Vaticano también presentó una demanda legal contra los tres hombres. No hay cargos contra ellos.

La investigación es parte de un esfuerzo para mejorar la transparencia de la administración y finanzas del Vaticano que se ha acelerado con la llegada del Papa Francisco. El Pontífice argentino fue elegido en 2013 para hacer a la Iglesia católica más transparente ante sus 1,200 millones de fieles.

Liuzzo, de 91 años, confirmó en una entrevista telefónica que sus cuentas habían sido congeladas. Añadió que las acusaciones del fiscal eran "basura" y que todo el dinero de las ventas de los edificios había ido al banco.

Caloia, de 75 años, no respondió a preguntas enviadas por correo electrónico ni a las llamadas telefónicas a su casa y a su oficina. Scaletti, de 88 años, no respondió a mensajes enviados a su casa. El periodo de las ventas de edificios cubre siete años y dos papados, cuando la administración del Vaticano a menudo operó sin supervisión. —Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación