Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El financiamiento es la traba para el número de celular permanente

La ley sigue sin aplicarse a pesar de que fue aprobada hace más de un año

El financiamiento es la traba para el número de celular permanente

El financiamiento es la traba para el número de celular permanente

El financiamiento es la traba para el número de celular permanente

Determinar quién pagará la portabilidad numérica es la principal traba por la cual las reformas a la Ley de Telecomunicaciones, que permitirán al usuario mantener su número telefónico permanentemente independiente de la compañía telefónica a la que se cambie, sigue sin aplicarse.

Pese a que las reformas se aprobaron en 2010 y que, tanto los diputados de la Asamblea Legislativa como la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) están de acuerdo en que mantener un número propio es un derecho del consumidor, nadie quiere entrar en la discusión de su financiamiento.

Son aproximadamente $15 millones los que se requieren para establecer el sistema con el que las compañías telefónicas podrían compartir sus bases de datos y trasladar al usuario de una compañía a otra, manteniéndole los mismos dígitos.

Estaba dicho que de esa cantidad el Gobierno aportaría $5 millones y que el resto lo pagarían las telefónicas, pero a pesar que el tema ha estado en discusión por varios años, nadie ha tomado una decisión al respecto. "Es por financiamiento, por costos. No hay otro impedimento, dijo hace unas semanas el superintendente, Luis Méndez.

"Hay que comprar una cantidad de servidores y el centro de administración, todo lo que implica adaptar los operadores. Todo esto tiene gastos, esto es caro", aseguró el funcionario, que además afirmó que la Superintendencia ya hizo todo su trabajo.

"La Siget tenía su deber, que era el manual y el estudio de factibilidad y eso ya lo hemos cumplido y concluido, pero no así la parte financiera. Eso es algo que tiene que ver con la Asamblea", dijo.

Han surgido propuestas de financiamiento, pero ninguna ha tomado fuerza.

"Sí hay ofertas de carguémole medio centavo al usuario por mes", mencionó Méndez. "Pero los diputados dicen que no se le debe cargar nada a los usuarios". "Si tuviéramos el dinero, arrancaríamos en cualquier momento", agregó el titular de esa dependencia.

Por su parte, las compañías telefónicas se han mostrado cautelosas ante el tema. Ninguna de ellas quiso dar su opinión al respecto.

Una papa caliente

El tema del financiamiento es una papa caliente que nadie quiere tocar: la Siget le pasa la responsabilidad a los diputados y estos, a su vez, creen que la responsabilidad recae en la Siget.

El diputado de Gana, Francis Zablah, dijo que (el superintendente) "debería rebuscarse para ver cómo hace cumplir la ley". "Hay cosas que no le corresponden a los diputados", agregó.

Lo mismo dijo el diputado de ARENA, Edwin Zamora. "Nosotros pasamos la ley, se aprobó, pero hacemos un llamado al Ejecutivo para que atienda el problema, que lo resuelva".

Ambos coinciden en que en la Asamblea Legislativa ya hicieron su parte y que le corresponde a la Siget enviar una propuesta que detalle la fuente de financiamiento. "Hacienda es la que tiene la facultad de escoger de dónde va a salir ese dinero para ejecutarlo", afirmó Zamora.

Sin embargo, la apretada situación económica que atraviesa el país ha relegado el tema de la agenda de los funcionarios. Pero también hay otros aspectos que soslayan la aplicación de esta ley. Según el Superintendente Luis Méndez, "casi el 90% del universo de usuarios de telefonía móvil son prepago", y a su juicio, es este grupo el que menos intenciones tiene de mantener su número, de utilizar el beneficio de la portabilidad numérica.

Méndez aseguró que solo el 10 o 12 % de los usuarios tienen un contrato pospago, pero que de estos, el porcentaje que podría requerir la portabilidad numérica sería mínimo. "En otros países la portabilidad apenas alcanza el 1 ó el 2 %", sostuvo.

A juicio del diputado Zamora, el hecho que no haya portabilidad numérica en el país es uno de los factores que limita aún más la competencia, para beneficio del usuario.

Zablah dijo que, al ver que la ley para la portabilidad numérica no avanzaba, propuso el desbloqueo de los celulares, pero ni ésta reforma ha podido aplicarse porque el Presidente Mauricio Funes hizo observaciones a la ley, que aún siguen engavetadas en las oficinas de los diputados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación