Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fenómeno del Niño Agricultores sin medidas para prevenir daños

Pese a inminente sequía, autoridades todavía no han dado medidas preventivas

Pie de foto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxx

Pie de foto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxx

Pie de foto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxx

"La voluntad de Dios" es la única dirección que tienen hasta hoy los agricultores de todo el país, pese a la inminente llegada del fenómeno del Niño, que generaría una sequía de más de 15 días y afectaría las cosechas.

De acuerdo al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) hay entre un 50 % y 60 % de probabilidad de que el fenómeno tome presencia en el país en los próximos tres meses, lo que podría provocar que el caudal de los ríos disminuya en un 30 %, según la ministra del ramo, Lina Pohl.

Pero a pesar de estos datos, el Ministerio de Agricultura aún no comunica a los agricultores medidas preventivas que puedan ayudarlos a mejorar el rendimiento de sus cultivos.

Tampoco ha divulgado algún plan de contingencia por si el fenómeno se instala por varias semanas en el país.

Los agricultores, sin embargo, no van a esperar indicaciones de siembra y ya están tomando medidas que les permitan enfrentar la sequía a su modo.

Edwin Aguilar, representante de la Asociación Agropecuaria el Éxito, de Santa Clara de R.L), en San Vicente, dice que muchos agricultores que se animarán a sembrar, están buscando terrenos planos, que se puedan arar con buen nivel, para que la lluvia pueda mantener húmedo el suelo por más tiempo.

Otros están haciendo pequeñas presas de manera artesanal y otros más están buscando mecanismos de riego, de acuerdo a sus posibilidades económicas.

La fecha más indicada para comenzar a sembrar también depende de cada agricultor y de sus creencias.

Eulalio Méndez, productor del Distrito de Riego de Lempa-Acahuapa (entre San Vicente y Usulután) dice que él y sus colegas agricultores están pensando sembrar a partir de la primera semana de mayo.

Regularmente lo hacían en la última semana de este mes, pero previendo que podría haber poca lluvia, tendrá que acelerar el trabajo y comenzar a preparar la tierra desde ya.

Otros agricultores desafiarán a los avances tecnológicos y se ceñirán a las señales de "las 12 cabañuelas", un método de predicción metereológica que refleja el comportamiento de la lluvia, en los 12 meses del año.

"Debemos confiar en lo que Dios quiera", dijo por su parte Ramón Mendoza, un productor de granos básicos de la zona occidental, que como medida preventiva, optará esta vez, por sembrar en la zona oriental porque dice que los suelos de ese sector logran retener un poco más la humedad.

"Aquí estamos a la deriva. Cada quien hace lo que cree más conveniente porque el Estado ha dejado de lado su responsabilidad de garantizar la comida", dijo Mendoza, a manera de reclamo, ante la lentitud con la que el Ministerio de Agricultura ha tomado el tema.

De acuerdo a Mendoza, mucha gente ha sembrado siempre a partir del 3 de mayo pero esta vez, a pesar de los pronósticos, no hay recomendación alguna de las autoridades que les pueda dar un mayor luz de qué hacer para mejorar sus cosechas. En 2014 la sequía acabó con nueve millones de quintales de maíz.

Esta vez el Ministerio de Agricultura dice tener disponibles $7 millones para sistemas de riego y espera iniciar con la entrega de paquetes agrícolas a partir de este mes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación