Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FAO: batalla contra el hambre está sin terminar

Según organismo, hay 37 millones de latinoamericanos con problemas de hambre

Frijoles, arroz y maíz siguen siendo los productos básicos de rigor para millones de salvadoreños.

Frijoles, arroz y maíz siguen siendo los productos básicos de rigor para millones de salvadoreños.

Frijoles, arroz y maíz siguen siendo los productos básicos de rigor para millones de salvadoreños.

La "batalla" contra el hambre en América Latina y el Caribe "no está terminada" pese a ser la región "en el mundo que más avance ha tenido en la reducción" de este flagelo, según expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en El Salvador.

"América Latina y el Caribe es la región en el mundo que más avance ha tenido en la reducción del número de personas que padecen hambre", que desde 1990 a la actualidad ha disminuido del 15,3 % a un 6,1 %, destacó el representante de la FAO en El Salvador, Alan González.

Sin embargo, pese a esos buenos resultados en esta región y el mundo, la "batalla no está terminada", declaró el coordinador subregional para Mesoamérica de la FAO, Ignacio Rivera.

Ambos funcionarios de la FAO participaron en el Primer Encuentro Centroamericano y de República Dominicana sobre agricultura familiar, que se celebró en San Salvador con la asistencia de funcionarios y expertos de la región.

La lucha contra el hambre sigue porque aún "hay 805 millones de personas en el mundo que no tienen la nutrición adecuada, es un tema grave, sobre todo en África, el sureste asiático y (...) en América Latina que aún nos resta", expresó Rivera.

Precisó que en "Latinoamérica y el Caribe aún hay 37 millones de personas que padecen hambre en el día a día, este es un motivo de preocupación de los países y de la comunidad internacional", por lo que se debe seguir trabajando.

De acuerdo a Rivera, el esfuerzo "en materia de seguridad alimentaria" a nivel mundial "está dando resultado" porque la población afectada por el hambre ha disminuido.

"Sin embargo, no hay un indicador aceptable, si no fuera este el número cero", sentenció.

"Es decir, la batalla aún hay que continuarla, hay que desplegar todos los recursos necesarios para alcanzar este indicador" cero, enfatizó.

En El Salvador la FAO ha apoyado programas como el de Agricultura Familiar, que busca a dotar a las familias del conocimiento y herramientas para garantizar su alimentación.—EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación