Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exceso en la producción de petróleo derriba nuevamente los precios

Petroleras temen que se genere una crisis peor que en la década de 1980, cuando la industria recortó el gasto hasta una cuarta parte.

ctv-d0l-petroleosabado8

La batalla que mantienen la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Estados Unidos, por  la participación de mercado en la industria energética global, ha llevado nuevamente a tener una sobreproducción de petróleo y precios abajo de los $45 por barril.

Según lo han destacado medios internacionales, las esperanzas de reducir la oferta de crudo cayeron, luego de conocerse que el bombeo de petróleo de la OPEP alcanzó en julio de 2015 su máximo nivel mensual en la historia reciente.

La producción de la OPEP subió en el séptimo mes del año a un poco más de 32 millones de barriles por día (bpd) desde una cifra revisada de 31.8 millones de bpd en junio, según lo destaca una encuesta basada en datos de envíos marítimos y en información de la OPEP, de fuentes de compañías petroleras y consultoras.

Pero el alza en la producción no ha sido de un mes a otro, por el contrario, desde noviembre de 2014, la OPEP decidió elevar la producción en más de 1.7 millones de barriles diarios, como parte de un agresivo esfuerzo por mantener su cuota de mercado, frente a la feroz competencia de Estados Unidos y otros exportadores.

Estados Unidos, por su parte, está bombeando cerca de 9.5 millones de barriles de petróleo por día; hasta un millón más que hace un año.

La decisión de los países miembros de la OPEP ha llevado a que exista una sobreoferta en el mercado y que el precio del “oro negro” se mantenga fluctuando, a tal grado que bajó  de 107 dólares por barril en junio de 2014 hasta 43.46 dólares en marzo de este año. Luego se recuperó a poco más de 61 dólares hace 2 meses y hoy vuelve a bajar hasta 43.87 dólares por barril.

Temen que la industria entre en crisis
Aunque para el consumidor final la reducción en el precio del crudo le permita obtener petróleo más barato, para la industria petrolera puede significar graves problemas.

De acuerdo con lo publicado por medios internacionales, las grandes empresas petroleras temen que con la sobreproducción y la baja continua en los precios del crudo, la situación sea insostenible y se tengan que reducir gastos y recortar empleos, lo que provocaría una crisis similar a la de la década de 1980.

En esa época los precios del crudo bajaron a 10 dólares por barril cuando su precio rondaba los 30 dólares; esto debido a que la OPEP aumentó la producción para recuperar participación de mercado, tras un incremento de la producción de otros países.

Ante ese panorama, la  industria se vio en la necesidad de recortar el gasto en casi una cuarta parte y reducir su fuerza laboral en un tercio.
 Lo que sucede actualmente en el mercado, ha provocado que las grandes petroleras teman que la historia se vuelva a repetir.
 La industria ha tenido que desembolsar dinero y endeudarse más, para mantener los dividendos a los accionistas.

También se ha visto obligada a reducir el  gasto en unos 180,000 millones de dólares para enfrentar uno de los peores momentos de la industria.

Analistas del banco de inversión estadounidense Jefferies,  han afirmado  que las petroleras redujeron sus puntos de equilibrio en 10 dólares por barril tras la más reciente ronda de recortes de gastos, sin embargo aún necesitarían un precio de 82 dólares por barril en 2016 para cubrir gastos y dividendos, que han sido la mayor atracción para las inversiones en el sector durante décadas.

Pese a esto, los precios del crudo cayeron más de 15 % el mes de julio 2015 y perdieron la mitad de su valor el año pasado, por lo que el panorama no es nada alentador para el sector que espera una fuerte recuperación.

Si la situación persiste bajo ese rumbo, lo que podría suceder es  que los gastos de las petroleras  continúen bajando el próximo año entre  5 a 15 %, dependiendo del precio que mantenga el crudo, según lo ha destacado la  consultoría Rystad Energy, con sede en Oslo.

De acuerdo con las previsiones de los expertos, para que el precio del petróleo vuelva a subir se necesita que ocurra un fenómeno que reduzca la oferta mundial de los países exportadores, lo que no se observa por el momento.

Sobre el curso de los precios del petróleo en los mercados existen notables diferencias de criterios, pues mientras algunas compañías estiman que podrían recuperarse en el último trimestre de este año, otras aseguran que el declive podría continuar hasta llegar a 40 dólares o menos por barril. 

“Si los precios del petróleo siguen el camino que sugiere la curva a futuro (…) esta depresión podría ser más severa que la de 1986".  Morgan Stanley
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación