Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Europeos declaran que Grecia está en "default"

b La ausencia de pago al FMI, el martes pasado, constituye un "default" de parte de Atenas, dijo ayer el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera

Actualmente, el país heleno atraviesa una crisis económica agobiante.

Actualmente, el país heleno atraviesa una crisis económica agobiante. | Foto por archivo

Actualmente, el país heleno atraviesa una crisis económica agobiante.

ATENAS. El Fondo europeo de estabilidad financiera (FEEF) declaró oficialmente ayer viernes a Grecia en situación de impago, tras no haber hecho frente a un vencimiento de 1,600 millones de euros ante el FMI, aunque sin consecuencia financiera inmediata.

Esa ausencia de pago, el martes pasado, constituye un "default"de parte de Grecia, según los términos del acuerdo financiero entre Grecia y el FEEF , indica la institución en un comunicado.

No obstante, el FEEF precisa que se reserva el derecho de actuar ulteriormente, pero sin reclamar reembolso inmediato a Atenas, ni renunciar a sus créditos.

El FEEF, que ayuda a apoyar a los países de la zona euro en dificultades, tiene préstamos con Grecia por 144,000 millones de euros (unos 160,000 millones de dólares). Su titular, Klaus Regling dijo que en estos momentos son "el mayor acreedor de Grecia".

"La falta de pago es motivo de profunda preocupación", añadió Regling, "Rompe el compromiso adquirido por Grecia para cumplir con sus obligaciones financieras y abre la puerta a graves consecuencias para la economía griega y el pueblo griego".

"El FEEF coordinará estrechamente con los Estados miembros de la zona euro, la Comisión Europea y el FMI sus acciones futuras", agregó.

Desde el inicio de la crisis, Grecia ha recibido 240,000 millones de euros en préstamos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo (BCE) y los Gobiernos europeos.

Tensión por referendum

Ayer más de 40,000 griegos llenaron el centro de Atenas en dos concentraciones multitudinarias para respaldar el "Sí" y el "No" en el referéndum del domingo, en el cierre de una breve campaña electoral, marcada por la extremada polarización de los mensajes.

La sensación en ambas concentraciones fue que la población es consciente de la importancia de la decisión que toma el domingo, pues además de responder si acepta o no la propuesta de las instituciones, unos y otros consideran que el mensaje que envíen a Europa será determinante para el futuro del país.

El primer ministro, Alexis Tsipras, pidió "escribir nuevamente la historia en el lugar donde nació la democracia", y decir "No" a los "ultimátum" y al "miedo". — AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación