Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estudios anteriores proponen desde subir años de jubilación hasta crear una AFP pública

Diversos tanques de pensamiento y hasta el gobierno han elaborado diagnósticos sobre el tema.

La reforma de pensiones procurará lograr la estabilidad de las finanzas públicas. foto edh

La reforma de pensiones procurará lograr la estabilidad de las finanzas públicas. foto edh

La reforma de pensiones procurará lograr la estabilidad de las finanzas públicas. foto edh

Si algo no le ha faltado a la discusión del tema de pensiones son propuestas de los más diversos sabores y colores.

A lo largo de los últimos años, diferentes organismos y tanques de pensamiento han elaborado sus propios diagnósticos sobre el sistema de pensiones , y han enumerado sus aciertos y desaciertos desde que fue privatizado en 1998, así como las sugerencias que podrían mejorarlo.

El chileno Carmelo Mesa-Lago, por ejemplo, estudió el sistema de pensiones vigente desde 1998 hasta 2010 y tras evaluarlo, propuso una "re-reforma" del sistema, que sea producto de una comisión especial que incluya a todos los actores clave en el tema.

Entre otras cosas, propuso unificar al ISSS y al INPEP en una sola institución autónoma, que también coordine el sistema de pensiones no contributivas (personas que no trabajan ni aportan) y convertir la afiliación voluntaria en obligatoria para todos los trabajadores independientes.

Mesa-Lago también propuso alargar la edad de jubilación de la mujer cinco años más, es decir, que no se jubile a los 55, sino a los 60 años, como es el caso de los hombres.

Además planteó la creación de una AFP pública, así como la participación de bancos y otros organismos financieros para que haya más competencia.

La Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) también hizo un estudio en 2013 que propuso mejorar el sistema de pensiones privado a través de una mayor diversificación de los instrumentos financieros para invertir el dinero de los cotizantes, así como modificar los años de cotización de los empleados (25 años obligatorios actualmente) e incluso crear condiciones para una renta vitalicia para los que se pensionen a partir de 2017.

El estudio del Gobierno, realizado en 2013, pero nunca publicado oficialmente, propone tres alternativas: regresar al sistema de reparto (sistema público); mejorar el sistema actual, pero haciendo modificaciones como reducir la pensión vitalicia, aumentar la edad de jubilación y la tasa de cotización . La otra alternativa es tener un "sistema multipilar" o mixto que combine los dos esquemas anteriores.

El año pasado la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) elaboró un estudio sobre el sistema. Como punto principal propuso la creación de una comisión de alto nivel para discutir las diferentes opciones que puede tener el país en materia previsional.

Sin embargo, Fusades aclaró que los riesgos a los que se enfrenta el Gobierno con un sistema de reparto, son los mismos a los que se enfrentaría en un esquema mixto, pues el Estado siempre asumiría responsabilidades que se convertirían en deuda en el futuro.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación