Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresas de vinos apuestan por Brasil

Los brasileños están siendo atraídos por los vinos frutales y por los buenos precios

Los vinos argentinos y chilenos están ganando terreno en su vecino más grande, Brasil. Foto EDH

Los vinos argentinos y chilenos están ganando terreno en su vecino más grande, Brasil. Foto EDH

Los vinos argentinos y chilenos están ganando terreno en su vecino más grande, Brasil. Foto EDH

SAO PAULO. Los sabores de las uvas exóticas y los suelos de diferentes climas han transformado el paladar de los brasileños, que dejaron un poco el vino de estilo suave para dejarse llevar por los acentuados sabores de los vinos chilenos y argentinos, al mismo tiempo que se encantan con el tánico español.

Con una intensificación en la promoción y degustaciones en ciudades brasileñas como Sao Paulo, la mezcla de sabores de uvas ha surtido efecto: "Brasil es el mercado más importante para nosotros", enfatizó el jefe de Promoción de vinos españoles, Antonio Correas.

Entre los vecinos Argentina, Chile y Uruguay, algunas bodegas familiares ganan espacio en los restaurantes y hogares de las tierras tropicales de Brasil.

Algunas apuestas en nuevas cosechas y tipos como el Pino Noir, típicamente francés pero con su estilo sureño, fueron bien recibidas por el paladar de los brasileños.

Un poco más despacio, pero firme, Uruguay también agregó opciones al mercado con la vinícola Deicos, que produce un vino con características parecidas a la de los europeos, pero a un costo mucho más barato.

"El paladar brasileño prefiere vinos más frutales, sabrosos y con precio bueno y en los últimos años, los vinos uruguayos y argentinos, por ejemplo, están ofreciendo cosechas de 22 meses en barrica de roble francés con veinte años de guarda", declaró a Efe Edimara Cruz, representante de importadores paulistas.

Brasil ha sido un mercado foco también para los productores españoles, que con notas ácidas y uvas exóticas conquistaron las mesas de toda la región sudeste (Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Espírito Santo), el estado de Bahía (nordeste) y el Distrito Federal de Brasilia (centro).

"Queremos promover uvas autóctonas, no globalizadas. Es la primera vez que hacemos un plan de promoción pionero por tantos meses, pues hasta ahora habían sido acciones aisladas. La idea es interactuar con eventos que estén en el calendario brasileño", explicó Correas sobre el programa adelantado por España.

En 2103, Brasil compró 6 % de vinos españoles, 7,54 % más que en 2012, y, a su vez, España es la mayor superficie vinícola del mundo, con consumo per cápita de 20 litros anuales. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación