Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresas frenan importación de frijol, temen acoso

Empresarios solo han importado 1,600 TM de contingente de 9 mil que abrió el gobierno

Según argumentan los comerciantes de frijol, a los salvadoreños no les gusta la calidad del frijol de Etiopía. foto edh / archivo

Según argumentan los comerciantes de frijol, a los salvadoreños no les gusta la calidad del frijol de Etiopía. foto edh / archivo

Según argumentan los comerciantes de frijol, a los salvadoreños no les gusta la calidad del frijol de Etiopía. foto edh / archivo

Después de tres meses que los ministerios de Agricultura y de Economía anunciaron la apertura del contingente de 9 mil toneladas métricas de frijol para que empresarios pudieran traer el producto con cero arancel, solamente han ingresado 1,600 toneladas con este mecanismo, según lo informó el viceministro de Agricultura, Hugo Flores.

Aunque el representante de la cartera de Estado aseguró que esto demuestra que en el país hay suficiente producto, y que lo existe realmente es "especulación de precios" —la libra se paga a $1.35 promedio—, los comerciantes señalan todo lo contrario.

"Es una versión vieja del gobierno de decir siempre que hay especulación. Ellos siempre dicen esto, lo que sentimos es que no lo demuestran; el temor de los comerciantes y agricultores es que ahora el que tiene ya más de 5 quintales en su negocio, le echan a la Defensoría y la Policía, entonces no quieren importar las grandes cantidades", apuntó el presidente de la Asociación Salvadoreña de Pequeños Agricultores de Usulután (Aspau), Daniel Prado.

Las acciones que tomaron la Defensoría del Consumidor, el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Economía, de buscar supuestos acaparadores tras el incremento en el precio de frijol, mantiene en descontento a varios comerciantes quienes son "acosados constantemente por tener producto en sus bodegas.

Según lo apuntó el representante de Aspau, muchos importadores se mantienen en la incertidumbre de comprar frijol porque con 10 o 15 quintales que mantengan "se los pueden llevar presos".

"Ellos siguen en el círculo que dicen que: 'eso es especulación', 'que lo tienen guardado', 'que no hay escasez', 'que los comerciantes se han lucrado del hambre del pueblo' y que realmente es un negocio que se ha hecho y que los quieren castigar", refirió Prado.

Distribuidores de frijol denunciaron desde agosto pasado que se sienten "acosados" por la Defensoría del Consumidor, que se ha dado a la tarea de auditar, realizar visitas sorpresa e investigarlos insistentemente.

En este tema, la analista agrícola de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Amy Ángel, refirió ayer que la importación de frijol sin arancel no generó mayor impacto en los empresarios, como para animarlos a traer grandes cantidades de productos por la zozobra que se vive en El Salvador.

"Hemos tenido mucha incertidumbre para los mismos importadores, el gobierno va a poner el control de precio, todos los importadores están con el sistema de vigilancia sumamente cerca, y los han acusado varios de ser acaparadores o especuladores, entonces hay un ambiente que no es muy propicio para las importaciones", mencionó Ángel.

Además del "acoso" que viven los comerciantes de frijol, diversas gremiales de agricultores han referido que el problema principal radica en que el gobierno no se sinceró con los datos de producción y que lejos de ello hizo creer que hubo una cosecha récord, cuando mucho producto se perdió.

De acuerdo con los datos que presentó el Ministerio de Agricultura, la producción de frijol alcanzó los 2.6 millones de quintales, mientras que algunos agricultores señalaron que esta fue menor.

Poco mercado para frijol de Etiopía

La medida de importar frijol con cero arancel, según lo manifestó también el presidente de Aspau, no fue aprovechada en su totalidad porque el producto proveniente de Etiopía no tiene mucha aceptación en el mercado nacional.

"El frijol de Etiopía no mucho le gusta a la gente de nuestro país, por la calidad y (los empresarios) no se quieren arriesgar a traer esos volúmenes que ellos dicen que importen sin arancel", agregó Prado.

Un empresario que pidió reserva de su nombre, aseguró que el frijol de Etiopía no es una alternativa para el consumidor salvadoreño. "Eso es una alternativa para cuando haya problemas de hambruna en el mundo. Nosotros no nos íbamos a embarcar en una aventura de esas. Tarda 4 meses en venir, nadie en su sano juicio se va a meter en esa aventura", señaló el empresario.

Aunque al menos dos empresas nacionales decidieron importar frijol de otros países, el precio en el mercado aún continúa en incremento.

Desde agosto, cuando se abrió el contingente, el precio del frijol rojo de seda rondaba $1.20, pero en lugar de reducirse, ha subido aún más, llegando a $1.40 en el mercado Central y en algunas zonas del oriente del país, los salvadoreños lo compran en $1.50.

Aunque las autoridades del ministerio de Agricultura han señalado que la medida que permite importar frijol sin arancel para poder reducir el precio seguirá vigente, al igual que la paralización de la exportación del grano, la representante de Fusades señaló que muy pocas empresas podrían sumarse a la iniciativa, ya que la cosecha de noviembre está a pocos días de salir y la embarcación podría tardarse más de un mes en llegar al país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación