Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresarios dicen paquete fiscal dañará la producción

Las empresas afectadas por la reforma podrían afrontar cierres de operaciones o migraciones al sector informal. FOTO EDH/ ARCHIVO

Las empresas afectadas por la reforma podrían afrontar cierres de operaciones o migraciones al sector informal. FOTO EDH/ ARCHIVO

Las empresas afectadas por la reforma podrían afrontar cierres de operaciones o migraciones al sector informal. FOTO EDH/ ARCHIVO

Pablo Durán, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), señaló que las leyes aprobadas en la madrugada de ayer, paquete de la reforma fiscal, afectarán directamente a la economía de las empresas en general.

Con la modificación de la Ley de Impuesto sobre la Renta (IRS) se contempla una retención del 1 % sobre los activos netos de la empresas. Esto significa, para dicha gremial, que las empresas continuarán perdiendo liquidez.

Debido a que las compañías exportadoras pagan diversos impuestos, agregarles un gravamen más implica afectar directamente a la liquidez que tienen. Según Durán, "se supone que este impuesto no aumenta los costos de producción, pero no es así, ya que cuando uno tiene falta de liquidez, porque el Estado tiene todo el dinero, entonces se debe recurrir a préstamos bancarios, que tienen un costo". Con esto se refiere a que, al final de todo este proceso, las empresa adquieren un nuevo costo.

Por otra parte, los exportadores están preocupados, pues adicionalmente a todo lo que deben pagar, están teniendo problemas con los retrasos en aduanas más el pago de los $18.

En cuanto a las revisiones a empresas por parte del Ministerio de Hacienda, según las modificaciones a la Ley de Impuesto sobre la Renta, ahora se podrán publicar los nombres de todas las empresas que no están solventes de renta.

Todos estos factores desestimulan el rubro exportador y "lo que pretendemos es estimular el sector para sacar la economía adelante", añadió Durán. En cuanto a los impuestos a las operaciones financieras, considera que también vendría a afectar al sector, especialmente a las micro y pequeñas empresarias.

El problema con este impuesto es que carga nuevos costos en las transacciones. El impuesto dice que por cada mil dólares en operaciones se cargarán $2.50 de impuesto, y estos al irse acumulando se va generando un mayor gasto para los empresarios.

Esto implicaría que muchas micro o pequeñas empresas se alejen del sector formal debido a que no pueden pagar los costos fiscales extra. La informalización de las compañías representa menores ingresos para el Estado y un mayor peligro para los empresarios ya que se exponen a la delincuencia y no reciben un seguro social.

Inversiones peligran

Para la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES), el impuesto a las operaciones financieras "vendrá a afectar fuertemente las transacciones en bolsa", de acuerdo con Rolando Duarte, presidente de entidad.

Lo preocupante es que se afectará al mercado de capitales, pese a que acá se dan operaciones que permiten que diversos sectores privados, e incluso el gubernamental, puedan financiar sus proyectos de inversión.

Duarte comentó que "no sabe de dónde sacarán el impuesto" en el caso de las transacciones bursátiles, ya que todo el proceso y movimiento de dinero se establece a través de contratos que no se pueden violar.

Para esto se tendría que añadir un proceso extra a las transacciones, lo que implicaría un costo extra. El gravamen también implica añadir costos a las empresas titularizadoras y a los inversionistas que les compran.

Es importante tomar en cuenta que un inversionista que compró un título puede vendérselo a alguien más, y este nuevo inversionista venderlo a un tercera persona y así sucesivamente, y por cada uno de estos movimientos se les recarga el impuesto.

De esta manera el mercado de capitales se podría volver menos atractivo, debido a que estos gravámenes se pagarían un indefinido número de veces.

El problema, según el presidente de la BVES, es que las empresas extranjeras que quieran comprar títulos nacionales buscarán otros mercados, afectando de esta forma la inversión privada del país.

El ejecutivo bursátil también apuntó que debe tomarse en cuenta que las compañías salvadoreñas optarían por invertir en otros países, puesto que participar en la Bolsa sería poco rentable.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación