Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El empleo privado apenas subió 1.1 % en febrero

El país lanza al mercado laboral, cada año, a un promedio de 60,000 salvadoreños que buscan un empleo digno.

La Asamblea Legislativa es la que ha aprobado más préstamos en los últimos años. foto edh/archivo

La Asamblea Legislativa es la que ha aprobado más préstamos en los últimos años. foto edh/archivo

La Asamblea Legislativa es la que ha aprobado más préstamos en los últimos años. foto edh/archivo

La baja inversión privada que ha tenido el país en los últimos años se ha traducido en un pírrico crecimiento del empleo formal, que apenas creció 1.1 % en los primeros meses de 2015.

Con base a los registros del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), de febrero de 2014 a febrero de 2015, solo se crearon 8,369 plazas, que son insuficientes para los más de 60,000 salvadoreños que se incorporan cada año al mercado laboral.

"Para crear suficientes empleos se requiere que se invierta más del 20% del PIB", dice el analista económico Pedro Argumedo.

Además, se necesita que la economía crezca a un ritmo del 5 % del PIB. Por ahora la economía salvadoreña ha crecido apenas el 2 % y se espera que en 2015 crezca 2.5 %.

Otros países de la región están creciendo por arriba del 4 %, a pesar de que también tienen problemas de inseguridad que podrían ahuyentar la inversión.

Argumedo sostiene que el país está cosechando bajas cifras de empleo porque en años anteriores no se ha atraído inversión privada.

"Estamos cosechando lo que hemos sembrado con una baja inversión en años pasados", señaló.

Por ahora el país se sostiene por el incremento de las remesas familiares que envían los salvadoreños en el extranjero y que subieron 1.7 % a marzo de este año, según datos del Banco Central de Reserva.

También ha ayudado el incremento de las exportaciones, que crecieron 10.8 % y otros factores externos como la reducción del precio del petróleo a nivel internacional, que le ha representado al país un ahorro de más de $300 millones y le ha permitido reducir las tarifas de la energía eléctrica y subsidios, entre otros gastos.

Sin embargo, Fusades insistió en que es la inversión privada la que le garantizará a nuestra nación un crecimiento más rápido y sostenido.

Álvaro Trigueros sostiene que El Salvador necesita aplicar el principio de Pareto: concentrar el 80 % de sus energías en el 20 % de aquello que le va a generar el mayor resultado.

"Y el mayor resultado se va a generar con crecimiento económico cuando se reactive la inversión privada", señaló.

Solo la reactivación de una mayor inversión privada lograría crear los empleos que se necesitan.

El sector construcción es uno de los rubros en los que más se necesita inversión. Este segmento económico cayó 10 % el año pasado y ahora espera que nuevos proyectos se reactiven para comenzar a generar más trabajo formal.

Al respecto el presidente de la Cámara Salvadoreña de la Construcción (Casalco), Carlos Guerrero, aclaró que está optimista de que el Gobierno libere una serie de permisos para que grandes obras puedan iniciar su construcción y se le dé un mayor impulso a este sector, que no ha logrado recuperarse a pesar de que ya pasaron varios años de la crisis económica.

Según dijo hace unos días el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, son más de 20 proyectos de construcción los que podrían reactivarse durante este año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación