Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Educación, violencia y empleo, ejes de Banco Mundial en el país

El programa de trabajo también abarcará la respuesta a desastres naturales y la inclusión social

Fomentar el empleo de los jóvenes, mediante la educación, será un enfoque del Banco Mundial. Foto EDH/ Archivo

Fomentar el empleo de los jóvenes, mediante la educación, será un enfoque del Banco Mundial. Foto EDH/ Archivo

Fomentar el empleo de los jóvenes, mediante la educación, será un enfoque del Banco Mundial. Foto EDH/ Archivo

El grupo del Banco Mundial (BM) presentó el nuevo programa de trabajo en El Salvador para el periodo 2016-2019. Entre los principales objetivos de dicha estrategia se encuentran construir capacidades para tener comunidades más seguras, mejorar el rendimiento escolar de estudiantes de secundaria y fomentar empleos entre los jóvenes.

El banco también apoyará al país para incrementar el acceso de los ciudadanos al sistema financiero, promover la eficiencia del gasto público y reforzar las capacidades para enfrentar riesgos medioambientales y desastres naturales.

La estrategia se basará en dos pilares, según informó el BM en un comunicado. Uno será construir las bases para promover un crecimiento inclusivo y fomentar la sostenibilidad.

Una de las prioridades de la estrategia es contribuir a la reducción del crimen y la violencia. Para ello el banco apoyará acciones de prevención en municipios con altos índices de crimen y violencia, así como con jóvenes, mujeres y niños principalmente. El BM estima que el costo económico de la inseguridad representa el 11 por ciento del Producto Interno Bruto del país (PIB).

Mejorar el rendimiento escolar de estudiantes de secundaria y fomentar las capacidades de jóvenes para facilitar su ingreso en el mercado laboral será otro de los ejes de acción de esta estrategia de tres años.

Asimismo se promoverá la inclusión financiera, que actualmente es baja, especialmente entre el 40 por ciento más pobre de la población.

Por último se buscará impulsar la eficiencia del gasto público, a través de asistencias técnicas y trabajo analítico, así como contribuir a fortalecer las capacidades institucionales para enfrentar los eventos naturales adversos.

"El plan, que dará continuidad al trabajo realizado hasta el momento por el Grupo Banco Mundial en El Salvador... apoya las metas principales de nuestra institución de eliminar la pobreza extrema y fomentar la prosperidad compartida", indicó Fabrizio Zarcone, representante del Banco Mundial en El Salvador.

La cartera actual del Banco Mundial en El Salvador incluye iniciativas de asistencia técnica y cinco proyectos de inversión con fondos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por $290 millones, destinados a mejorar los ingresos y opciones de empleo de los más vulnerables; fortalecer los gobiernos locales; aumentar la calidad de la educación; reforzar el sistema de salud pública; y mejorar la gestión fiscal y el desempeño del sector público.

Además la Corporación Financiera Internacional (IFC) tiene una cartera en El Salvador que asciende a $130 millones y se enfoca en mejorar el acceso al financiamiento de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación