Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Economista: "Hay que subir impuestos a importaciones"

Investigador del Banco Central sostiene que bajar los impuestos perjudicó al sector productivo local. Sugirió que mejorar el empleo y la producción pasa por aumentar estos aranceles.

El investigador del BCR Luis René Cáceres presentó los resultados del estudio sobre desindustrialización y su impacto en la economía.

El economista Luis René Cáceres propone un alza en los impuestos de importación para proteger y dinamizar la economía local. | Foto por Rodolfo Ortiz

El investigador del BCR Luis René Cáceres presentó los resultados del estudio sobre desindustrialización y su impacto en la economía.

La reducción de impuestos a la importación, realizada desde los años 90, fue muy drástica en El Salvador a comparación del resto de Latinoamérica. Esta liberación de los aranceles, perjudicó a la industria local y generó una dinámica de estancamiento económico, más empleos informales y menor inversión.

Es la conclusión a la que llegó que economista Luis René Cáceres con su estudio "Desindustrialización y su efecto en el crecimiento económico" que realizó para el Banco Central de Reserva (BCR).

Según el investigador, los impuestos al ingreso de productos extranjeros era de 16% en 1990. A 2009 los aranceles habían caído a 5.9% y en 2013 eran de 2.2%. La diferencia es que hace dos años el promedio en Latinoamérica era de 12%.

La reducción de impuestos, que calificó de drástica, intensa e irracional, llevó a un eventual estancamiento económico. Según Cáceres, permitió que el producto extranjero desplazara a la industria manufacturera de El Salvador. Esto significó una menor inversión, reducción de empleos en el sector y crecimiento de la informalidad laboral.

Al haber mayor producto extranjero, se desincentivó la inversión en la industria y los empleos se redujeron. De forma paralela creció el sector servicios el cual requiere más empleos, pero menor inversión.

De no haberse realizado estas reformas, el crecimiento económico anual de los últimos años habría sido de 6% del Producto Interno Bruto (PIB). En cambio en la actualidad el país lleva varios años sin crecer arriba del 2%.

"La caída del crecimiento da lugar a la informalidad del empleo, a la violencia, a la migración y luego a un alto volumen de remesas", expresó el economista. El flujo de remesas mantiene el crecimiento del sector servicios, sin que las inversiones en la industria manufacturera (u otras de valor agregado) haya crecido de forma significativa.

Según el estudio del economista, toda iniciativa para mejorar la economía del país y las familias pasa por revisar la reducción de los aranceles. Sugirió que el país recurra a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para solicitar que se autorice subir algunos impuestos a la importación.

Como ejemplo mencionó que desde 2008 los 20 países más desarrollados del mundo han puesto 1,200 restricciones al comercio internacional, sobre todo en períodos de bajo crecimiento económico. Por ello señaló que es una medida que se puede impulsar, junto con una mejor educación para impulsar la competitividad del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación