Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La economía está en riesgo de caer en una recesión

El endeudamiento, el IVAE a la baja, la caída de las exportaciones y las próximas elecciones nos podrían llevar a la recesión.

Las inversiones y las ventas, a nivel general, han decrecido en El Salvador. Foto EDH

Las inversiones y las ventas, a nivel general, han decrecido en El Salvador. Foto EDH

Las inversiones y las ventas, a nivel general, han decrecido en El Salvador. Foto EDH

La cúpula empresarial afirmó ayer con preocupación que el país está en riesgo de caer en una recesión económica.

De acuerdo con el director de asuntos económicos y sociales de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Waldo Jiménez, El Salvador no logrará crecer el 2.2 %, como pronostica el Gobierno en sus estimaciones, y una manera de saber cuánto está creciendo la economía es saber cuánto está recaudando el fisco.

En este caso, dijo, los ingresos tributarios crecieron en los años anteriores en el 11 %, en promedio; pero este año, en los primeros ocho meses se han recaudado $15 millones menos que el año pasado.

"No solo no se está cumpliendo la previsión sino que se está recaudando menos de lo previsto, "es un indicador claro de que la economía no crecerá al 2.2 %".

El economista cree que es posible que los datos cambien en lo que falta del año, pero afirmó que si alguien le pregunta, no ha sucedido nada en el país que haga que cambie la tendencia de crecimiento económico para 2014.

"El escenario más probable es crecer el 1 %", concluyó Jiménez.

Acá detalló que existen cuatro señales que están indicando que El Salvador está al borde de la recesión.

Una señal, dijo, es el mayor endeudamiento del país, debido a que no le alcanzan los recursos que ingresan por los impuestos. En mayo de 2009, la deuda pública nacional era de $10,387 millones, para mayo de 2014 subió a $15,051 millones, y para agosto de este año ya era de $15,341 millones.

Otro elemento a considerar es la tendencia a la baja del Índice de Volumen de la Actividad Económica (IVAE), que trae tendencia decreciente desde abril pasado.

"El último dato reportado, que es el de julio, indica que es de 0.5 %, y la tendencia es claramente de disminución".

Asimismo, está el hecho de que las exportaciones han tenido crecimiento negativo, pese a que en los últimos 10 años han sido el motor de la economía. "Las exportaciones tienen tasas de crecimiento negativo con datos a agosto de 2014".

Las proyecciones oficiales de crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios eran de 5.8 %, pero al segundo trimestre de 2014, estas reflejan -0.4 %.

Por último está el factor político, debido a la proximidad de las elecciones para alcaldes y diputados de marzo de 2015, que siempre causan "ruido" entre los inversionistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación