Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ecofiltros se abre mercado en el país

Es un desarrollo tecnológico "sencillo" que sirve para que familias superen problema de acceso al agua potable

En Guatemala, las ventas en el área urbana permiten dar los productos a bajos precios en las zonas rurales. Foto EDH/ Cortesía

En Guatemala, las ventas en el área urbana permiten dar los productos a bajos precios en las zonas rurales. Foto EDH/ Cortesía

En Guatemala, las ventas en el área urbana permiten dar los productos a bajos precios en las zonas rurales. Foto EDH/ Cortesía

La idea de construir un filtro sencillo y amigable con el medio ambiente surgió cuando don José Fernando Mazariego trabajaba en el Instituto Centroamericano de Investigación y Tecnología Industrial (ICAITI), una institución con sede en Guatemala donde, en los años 70, hicieron una evaluación de la situación del suministro de agua potable a nivel del Istmo.

A raíz de los resultados del estudio presentaron un paquete de proyectos al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el proyecto de Ecofiltros se consideró como un método eficiente, de bajo costo y de fabricación local, que además generaría empleos.

El Ecofiltro es una especie de "huacal", al que se le agregó una base de aserrín de pino, que luego del proceso de quemado de los filtros, se transforma en carbón, el otro filtro es la plata coloidal, que tienen la misión de eliminar sabores, olores y colores al agua de alguna fuente natural o río, a través del medio efectivo que le brinda la arcilla. El agua se puede consumir con total confianza.

Así nació Ecofiltros en 1980, una empresa que busca responder a la razón social y resolver, en la medida de lo posible, el limitado acceso al agua potable que tienen miles de comunidades rurales.

Luego de su nacimiento en Guatemala, un proyecto de la institución Ceramistas por la Paz los llevó a dar asesoría en Ecuador, lo que les permitió abrir su primer planta de fabricación en aquel país, después se instaló la segunda planta en Nicaragua.

En la actualidad el Ecofiltro se produce en más 45 fábricas ubicadas en 37 países de América, Asia y África, siempre bajo los estándares de calidad que cumple la planta ubicada en Guatemala.

Las fábricas, además, han sido auditadas y recibido certificación de calidad de instituciones como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (IMT) y la Universidad de Harvard.

Ecofiltros Guatemala

En ese país se instaló la tercera planta, desde donde se distribuyen filtros para Honduras y este año han incursionando en el mercado salvadoreño.

La empresa responde a su razón social de acercar el agua potable a las comunidades rurales, pero desde 2009 le han apostado al mercado urbano, a través de distribuidores.

La capacidad de producción de las tres fábrica en Guatemala es de 120 mil filtros al año, de esos 95 % es para el consumo local. En 2014 esperan llegar a 70 mil familias en el área rural y antes del año 2020, esperan llegar al millón de familias, a quienes les venden los filtros casi al costo.

Está en El Salvador

La empresa llega al país, con la proyección de colocar 10 mil filtros en el primer año, en Guatemala han tenido un crecimiento de 80 % en 2013, el año pasado colocaron 29,800 filtros y este año ya llevan entre 50 y 60 mil. A nivel mundial se espera que el aparato llegue a 2.5 millones de personas.

En Guatemala tienen 42 mil clientes urbanos y este nicho les permite generar fondos para subsidiar el acceso al filtro para las comunidades rurales que representan una 125 mil familias en dichas zonas.

Los costos van desde los $48.9 con un periodo de vida útil de 2 años y en el país los distribuye a través de la Jungla Habitacional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación