Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Deuda pública será mayor al 60% del PIB al final de la gestión Funes

A largo plazo existe la posibilidad de desdolarizar si no hay un ajuste fiscal

Un ajuste fiscal será necesario en el próximo gobierno para ordenar las finanzas públicas. Foto EDH /archivo

Un ajuste fiscal será necesario en el próximo gobierno para ordenar las finanzas públicas. Foto EDH /archivo

Un ajuste fiscal será necesario en el próximo gobierno para ordenar las finanzas públicas. Foto EDH /archivo

Cuando la administración Funes terminó sus primeros seis meses de gestión, en diciembre de 2009, la deuda pública total era del 54.1% con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) pero al cierre de 2012 ésta ya iba por el 60.9%.

Para complicar el panorama, se estima que esta será aun mayor cuando este gobierno salga de Casa Presidencial, según estima el economista Luis Membreño.

Al cierre del primer trimestre de 2012, la deuda pública total era de $13,233 millones y para la misma fecha, pero de 2013, subió el 9.2%, con lo cual el endeudamiento llegó a $14,452 millones.

Según Membreño, otro grave problema es la caída de los ingresos tributarios, que en años anteriores habían crecido en alrededor del 10 y 11%, mientras que, en el primer trimestre de 2013, solo crecieron 4.4%, incluyendo los ingresos de las donaciones a través de diversas iniciativas.

El impuesto sobre la renta creció pero el IVA está cayendo en 1.3%. "Eso tenía ratos de no verse, a pesar de haber incrementado el impuesto sobre la renta y pese a tener nuevos impuestos de la reforma tributaria anterior, se está teniendo una tasa muy baja de recaudación", explicó.

Los analistas sostienen que cuando el IVA cae es porque las ventas están disminuyendo, y allí el panorama denota bajo crecimiento.

Los gastos corrientes del gobierno están creciendo en el 9% y se estima que el déficit fiscal será mayor que el del año pasado.

En 2012 el déficit fue del 4% del PIB con un saldo de $800 millones, y la previsión es que en 2013 se cerrará con un déficit del 5%, y la meta era bajarlo al 3% del PIB.

"¿Por qué subiremos al 5%?", cuestionó Membreño. La principal razón es que el Gobierno ya tiene los $400 millones que le transfieren las AFP y los $800 millones en bonos que le autorizó la Asamblea.

"Entonces se tienen $1,200 millones en déficit contra $800 millones del año pasado, cuando la meta era bajarlo a $650 millones", dijo.

Además las Letras del Tesoro (Letes), que bajaron de $867 millones a $400 millones en enero pasado, ya están nuevamente en $701 millones, y se prevé que esa deuda (de corto plazo) se volverá a topar en el próximo semestre, auguró Membreño.

Ante tan oscuro panorama, Membreño advierte que el próximo gobierno deberá efectuar un ajuste fiscal importante entre 2015 y 2017, porque sino existirá una fuerte tentación de volver al colón, un proceso que implicará desdolarizar la economía para tener caja abierta y elevar el gasto corriente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación