Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Deuda pública se enfila a superar el 62 % del PIB

La deuda actual supera los $15,000 mlls., esta podría incrementar para fin de año

El constante endeudamiento pone al país en una situación complicada que mete presión al momento de ser evaluado por las calificadoras de riesgo del mercado internacional. edh /Archivo

El constante endeudamiento pone al país en una situación complicada que mete presión al momento de ser evaluado por las calificadoras de riesgo del mercado internacional. edh /Archivo

El constante endeudamiento pone al país en una situación complicada que mete presión al momento de ser evaluado por las calificadoras de riesgo del mercado internacional. edh /Archivo

La emisión de bonos por 800 millones de dólares le implicaría al país continuar endeudándose. En el caso que no se utilicen los 800 millones de dólares para pagar parte de la deuda pública, sólo implicaría que la deuda incremente.

Según analistas consultados, el problema con esto es que la deuda podría llegar a representar entre 61% a 62 % del Producto Interno Bruto (PIB).

El constante endeudamiento del Gobierno preocupa a muchos economistas, quienes consideran que es preocupante que no hay mecanismo de una política que pueda moderar el aumento de la deuda sin causar problema a la necesidad de atender los gastos corrientes del país.

Rigoberto Monge, analista económico, dice que el endeudamiento de corto plazo está incrementando y paralelamente incrementa el endeudamiento con organismos financieros internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el cual el Gobierno ha negociado nuevos contratos de préstamos en las últimas semanas (por $375 mlls).

Todo esto implica que las posibilidades de bajar de los más de 15,000 millones de dólares en deuda pública total se ven más limitadas; y lo que se puede observar es que se saldo ha estado creciendo en este año y continuará aumentando hasta el final del año, reitera el economista. Sin embargo, hace énfasis en la posibilidad de que el gobierno utilice los 800 millones de dólares en bonos para reestructurar la deuda pública, es decir que cambiaría la deuda de corto plazo por una de largo plazo.

Esto se logra cuando el Gobierno emite bonos para pagar a los inversionistas que compraron Letes (deuda de corto plazo). En este caso, se podría ver un beneficio, ya que se reduciría la presión del pago de Letes (los cuales se deben pagar cada seis meses).

Monge advierte que si se continúa bajo el mismo ciclo de cambiar deuda de corto plazo por una de largo plazo, no se estaría resolviendo el problema de endeudamiento. Este tipo de acciones cíclicas podría llevar a que el Estado empiece a presentar, en períodos más cortos, paquetes de reformas tributarias para poder obtener mayores ingresos y poder "hacer frente a los gastos".

Es recomendable que se gestionen mecanismos que controlen el constante endeudamiento como el proyecto de ley de responsabilidad fiscal, con el fin de consolidar la política fiscal, advierten.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación