Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detergente y margarina, la fórmula millonaria de Unilever

En la planta de margarinas, Unilever ha invertido 2.5 millones de dólares en los últimos años, para elevar capacidad. Fotos EDH / marlon hernández

En la planta de margarinas, Unilever ha invertido 2.5 millones de dólares en los últimos años, para elevar capacidad. Fotos EDH / marlon hernández

En la planta de margarinas, Unilever ha invertido 2.5 millones de dólares en los últimos años, para elevar capacidad. Fotos EDH / marlon hernández

El aceite y el agua no se mezclan, pero la margarina y el detergente sí, y han producido resultados millonarios para la familia De Sola, de El Salvador, cuando eran propietarios de Unisola, como para la estirpe británico holandesa de los Levers y Jurgens, fundadores de Unilever, cuyo foco de negocios en todo el mundo han sido las marcas que llegan a generarle los mil millones de dólares.

Margarinas y detergentes fueron la clave del negocio de la familia De Sola desde 1963, cuando ya venían de ser reconocidos con jabón "Pueblo", "Victoria", aceite "El Dorado" y manteca "Nieve". Pero fue Mirasol, las fábricas de jabón y sus negocios de distribución establecidos en Centroamérica los que atrajeron a la holandesa Unilever para comprarles el 50 % de la compañía aglutinado en el conglomerado Unisola hasta adquirir la totalidad del mismo en el año 2000.

En 2013, Unilever cumple medio siglo de operaciones en El Salvador, tiempo durante el cual ha realizado fusiones gigantes para expandir sus productos en el mercado centroamericano, adquiriendo partes accionarias o la propiedad definitiva de los principales fabricantes de alimentos y detergentes de la región, incluyendo los de Colombia.

Es el estilo de operar de Unilever desde 1930. Cuando los hermanos Anton y Johannes Jurgens tenían éxito con su margarina "Unie", en Holanda, los británicos Levers Brothers, fabricante de los jabones "Lifebuoy" y "Lux", se les acercaron para proponerles una fusión que dio como resultado Unilever. Desde entonces, no ha habido una mejor fórmula para producir dinero a nivel mundial más que la mezcla del jabón con la margarina. Unilever registró ingresos netos de 4,480 billones de euros ($5,836 billones) el año pasado, con sus 400 marcas distribuidas a nivel mundial, y empleó a casi 200,000 personas en todas sus operaciones globales.

Hace 13 años, cuando acababa de adquirir la totalidad de las marcas de Unisola de El Salvador, también compró la Corporación Cressida, de Honduras, propietaria de los detergentes líderes de la región centroamericana, Xedex, Unox y Xtra, así como los productos alimenticios Natura's, marcas que facturaban para entonces 40,000 millones de dólares anuales.

Unilever Centroamérica

La operación fue valorada en 314 millones de dólares e incluía la absorción de 2,500 empleados, y la fuerza de ventas en Centroamérica y México. Cressida había sido fundada en 1960 por el empresario hondureño, Miguel Facussé. La transacción fue dada a conocer por Unilever en aquella época como una estrategia para duplicar su presencia en el mercado centroamericano.

Para el cierre del año 2000, Unilever efectuó su tercera mayor compra, adquirió las operaciones de la estadounidense Best Foods, dueña de las marcas Hellmann's, Knorr y Skyppy, por 24,300 millones de dólares, tras iniciar con una oferta de 18,400 millones de dólares.

Fue así como nació Unilever Centroamérica. Desde su planta de detergentes en El Salvador, Unilever produce las marcas Xedex, Rinso, Surf, Ava, Unox, para Centroamérica, y Omo para República Dominicana.

Desde el centro de producción de margarinas fabrica las marcas Mirasol para nuestro país y Guatemala, así como La Perfecta, para el mercado panameño.

El 40 % de la producción local de sazonadores y sopas es exportado a la región, mientras el 50 % de la fabricación de margarinas es para consumo regional. El 60 % de los detergentes elaborados en el país es vendido en Centroamérica y un 4 % adicional es para consumidores dominicanos.

Tras 50 años de presencia en el país, Unilever ha logrado colocar a Margarina Mirasol como el líder del mercado salvadoreño, con el 70 % del mismo. Un porcentaje similar es dominado con la totalidad del portafolio de detergentes, con Xedex y Rinso como sus marcas de lanza. (Lea reporte completo en elsalvador.com).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación