Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desconfianza por licitación para operadores Aeropuerto

La licitación no es promovida por la UACI, sino por la gerencia general

Desconfianza por licitación para operadores Aeropuerto

Desconfianza por licitación para operadores Aeropuerto

Desconfianza por licitación para operadores Aeropuerto

La desconfianza rodea una licitación pública que la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) lanzó en marzo pasado y que aún no adjudica a ninguna de las empresas que presentó sus ofertas económicas.

Se trata de un concurso para contratar, durante los próximos cinco años, a dos operadores que prestan el servicio de apoyo terrestre y despacho de vuelos a las aeronaves de las líneas aéreas y aviación en general, en el Aeropuerto Internacional de El Salvador.

Actualmente prestan servicio tres empresas especializadas y una línea aérea.

Las dudas van desde el hecho que la licitación no fue lanzada por la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Públicas (UACI), que normalmente gestiona estos concursos, sino por la gerencia general de la autónoma, a cargo de Emérito Velásquez.

Tampoco se tiene un sistema de evaluación de las ofertas, es decir, que queda a discreción del evaluador la calificación que se le asignará a la propuesta legal, la técnica, la financiera y la económica y que garantizan a las empresas competidoras un trato igualitario.

Más bien las bases de licitación de CEPA señalan que se contratará a "las empresas mejor evaluadas".

Tampoco hay un precio base para la oferta económica y no se considera la evaluación de las ofertas técnicas y financieras, lo que hace pensar que a la autónoma solo le interesa que gane la empresa que más ingresos le genere por canon de arrendamiento, tomando en cuenta que el ofertante deberá pagar a CEPA un 13.2 % de ingresos brutos y un pago por derecho de adjudicación de $60,000 más IVA.

Además, las bases señalan que en el segundo año de contrato, la empresa ganadora deberá incrementar en un 10 % el valor de canon de arrendamiento anual del terreno

La desconfianza por el proceso ha sido tal que, de acuerdo con fuentes cercanas a la licitación, representantes de la Asociación de Concesionarios de Puertos y Aeropuertos de El Salvador le solicitaron formalmente al gerente Emérito Velásquez que les extendiera una copia certificada de las empresas que participaron el 30 de abril en la presentación de ofertas, pues tenían conocimiento de que otra compañía más había presentado su oferta varios días después de cerrado el plazo, una acción a todas luces ilegal, pero que no fue confirmada.

Las empresas presentaron sus ofertas económicas el 30 de abril desde las 8:00 hasta las 12:30 de la tarde y según información, fueron cuatro empresas las que presentaron su propuesta económica ese día.

Días después este periódico confirmó con representantes de la Asociación de Concesionarios que CEPA explicó lo sucedido a fin de darles certidumbre a las empresas que participaban.

De acuerdo con CEPA, la licitación aún no se ha adjudicado, pero tampoco se conoce la fecha en la que se anunciará cual de las empresas ganó la licitación pues las bases no lo mencionan, y tampoco se ha divulgado, pesar de que ya pasó más de un mes desde que la gerencia general recibió todas las ofertas.

Actualmente Emérito Velásquez es gerente general de la autónoma, pero también es gerente de concesiones del Puerto de La Unión.

CEPA respondió

Al respecto la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) emitió un comunicado oficial para explicar el proceso de licitación.

"La promoción a participar en este proceso fue divulgada en los periódicos de mayor circulación nacional y en la internet, durante un período de 15 días, a fin que todo interesado pudiese participar en el Concurso Público", menciona el documento.

CEPA justificó, además, que el proyecto no fue promovido por la UACI porque "los contratos de explotación de negocios no encajan en las figuras contractuales contempladas en el artículo 22 de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP), ya que es un contrato de explotación que habilita a las empresas la prestación de los servicios a las aerolíneas. Por lo tanto por ser un proyecto fuera de la LACAP, la comparación de ofertas o competencia pública no la tramita la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucionales (UACI), quien legalmente lleva a cabo los procesos LACAP", explicó la autónoma.

"Los servicios de apoyo terrestre son servicios complementarios al servicio público prestado por la CEPA, los cuales pueden ser prestados por particulares conforme el Reglamento de Operaciones del Aeropuerto Internacional de El Salvador.

De acuerdo con la CEPA, entre los beneficios que se espera de esta licitación está que las empresas ganadoras presten su servicio con equipo moderno, que sea auditado por la CEPA y por la normativa internacional ISAGO (IATA Safety Audit for Ground Operations) para garantizar la seguridad de las operaciones.

Ambiente tenso

Las dudas sobre este proceso licitatorio se dan en momentos en que la CEPA atraviesa duras críticas por la fallida licitación para la concesión del puerto La Unión, en la que cuatro empresas precalificadas desistieron de presentar su oferta, a pesar de haber hecho más de 60 consultas durante el proceso.

La CEPA también es blanco de críticas por una serie de despidos de personal capacitado que empezó en 2014, pero que siguen ocurriendo a pesar de que ya pasó un año desde el cambio de mando de la autónoma.

Una publicación de este mismo periódico señala que desde la llegada del presidente, Nelson Vanegas, a la institución, se han despedido a por lo menos 37 gerentes, jefes y subjefes de distintas áreas de la CEPA, incluidos del Aeropuerto Internacional, y que han llegado otros 30 profesionales para sustituirlos o con un cargo nuevo. Muchos de ellos son profesionales afines al partido del Gobierno o parientes de otros funcionarios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación