Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desaceleración de China creará oportunidades para El Salvador

El Salvador podría atraer a empresas que se están alejando de China por una economía inestable.

La caída en las bolsas asiáticas arrastró la semana pasada a las bolsas de Nueva York, Europa y Latinoamérica a perder varios puntos.

La caída en las bolsas asiáticas arrastró la semana pasada a las bolsas de Nueva York, Europa y Latinoamérica a perder varios puntos. | Foto por Archivo

La caída en las bolsas asiáticas arrastró la semana pasada a las bolsas de Nueva York, Europa y Latinoamérica a perder varios puntos.

China atraviesa hoy una serie de condiciones económicas que para algunos salvadoreños pueden pasar desapercibidas, pero que para otros, representan una gran oportunidad para atraer más inversión, ser más competitivos y mejorar las exportaciones. 

De acuerdo con el ex ministro de Hacienda y analista económico, Manuel Enrique Hinds, la caída del precio de las acciones en el mercado bursátil chino, así como un alza en el costo de la mano de obra para las compañías establecidas en ese país, son una buena oportunidad para que El Salvador sea más atractivo para los inversionistas. 

De hecho algunos de las empresas ya están retirando sus negocios de China por el temor a que la economía comience a desacelerarse y pierdan más. 

El alza del costo de la mano de obra en China y la multiplicación de las investigaciones contra las multinacionales, siguen proyectando un panorama sombrío.

“Esa es una gran oportunidad para que El Salvador  llame la atención de esas empresas”, dijo Hinds. 

El economista jefe del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Pablo Sanguinetti, dijo por su parte que la caída del más del 40 % de la bolsa china volverá más atractiva a América Latina para la inversión. 

“A fin de cuentas, lo que está pasando en China es que la tasa de retorno de la inversión interna, después de esta corrección, es más baja. Eso significa que América Latina se vuelve más atractiva como destino de inversión”, señaló. 

Y para El Salvador, cualquier inversión es bienvenida tomando en cuenta que en 2014  la Inversión Extranjera Directa (IED) apenas fue de $275 millones, según un informe reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 

La inversión que recibió El Salvador fue la menor de Centroamérica, pues solo representó el 3 % del total de la región. Otros países como Costa Rica e incluso Nicaragua, han tenido un flujo de inversión extranjera que supera los $1,000 millones. 

Ventas al exterior 
La economía China también podría mejorar las ventas de productos de consumo salvadoreñas. 
El economista Rigoberto Monge, dijo que El Salvador ya dio un importante paso al exportar más de 50 mil toneladas de azúcar a ese país, después que el gobierno salvadoreño retirara las reservas contra China en la Organización Mundial del Comercio (OMC). 

Ahora es cuando el país podría mejorar sus exportaciones con productos de consumo como el café y otros que podrían ser atractivos para el mercado asiático. 

“Hay un gran mercado de bienes de consumo y El Salvador puede destinar sus recursos para el consumo masivo. Azúcar, café y otros productos de consumo. No hay país en el mundo que tenga un mercado tan grande como China”, dijo Monge. 

“Creo que para El Salvador ese mercado es estratégico, es importante y sería muy bueno poderlo estudiar más a fondo para ver dónde están los centros de consumo más importantes”, señaló. 

El mercado chino es de más de 1,400 millones de consumidores. 
Eso mismo cree Sanguinetti: “Esos retornos más bajos, además de hacer más atractiva la inversión fuera de China, hacen que el consumo dentro de China sea más atractivo”.

Si los pequeños ahorristas chinos se inclinaran hacia un mayor consumo, razona el economista, eso corregiría aunque sea en parte el grave desequilibrio de la mayor economía asiática, muy volcada hacia  las exportaciones, “un mayor consumo dentro de China favorecería a los países de América Latina productores de cereales, por ejemplo”, agregó.

Monge cree que hoy es cuando el país debería crear acercamientos de mayor nivel con empresarios chinos no solo para atraer más inversionistas, sino también, para aumentar los productos de consumo que China podría requerir en el futuro. 

Para Alberto Bernal, jefe de investigación de mercado de Bulltick, una consultora financiera con sede en Miami,  las principales asignaturas pendientes de la región están en las áreas de impuestos, infraestructura, sistemas de pensiones, educación y trabas burocráticas. “Hay que hacer todo lo posible para atraer más empresas, para atraer inversión”, dice.

La Cepal estima que el crecimiento económico de América Latina para finales de 2015 solo será de 0.5 % por lo que sus representantes le piden a los países de la región que mejoren su atracción de inversión. 

La segunda mayor economía mundial tiene una meta oficial de crecimiento de 7% para este año, un nivel alto para los estándares globales, pero economistas creen que el país se expande a un ritmo mucho menor.

Un enfriamiento del mercado inmobiliario, exportaciones irregulares y una baja confianza han desacelerado el crecimiento económico anual, que será el más bajo de los últimos 20 años. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación