Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Déficit de lluvia afectará los próximos tres meses

Desde agosto hasta septiembre habrá periodos de sequía que podrían unirse

Meteorólogos señalan que la falta de lluvia seguirá afectando la región centroamericana y Belice. La situación complicará la producción de granos, pero también la generación energética por el descenso en los niveles de los ríos. Foto EDH / ARCHIVO

Meteorólogos señalan que la falta de lluvia seguirá afectando la región centroamericana y Belice. La situación complicará la producción de granos, pero también la generación energética por el...

Meteorólogos señalan que la falta de lluvia seguirá afectando la región centroamericana y Belice. La situación complicará la producción de granos, pero también la generación energética por el descenso en los niveles de los ríos. Foto EDH / ARCHIVO

La región centroamericana e incluso Belice enfrentarán los próximos tres meses, agosto, septiembre y octubre, un déficit de lluvias que vendrá a afectar la actividad agrícola y en el caso de El Salvador, la generación de energía hidroeléctrica, según concluyeron científicos y meteorólogos del área que participaron en el Foro del Clima desarrollado en la capital.

De acuerdo con el informe brindado ayer por la ministra de Medio Ambiente de El Salvador, Lina Pohl; la secretaria ejecutiva del Centro Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH), Patricia Ramírez, y la directora del Observatorio Ambiental del Ministerio de Medio ambiente de El Salvador, Celina Kattán, esto está relacionado con el aumento en la temperatura de las aguas del Océano Pacífico que preludian la aparición del fenómeno El Niño.

Sin embargo, explicaron que también incide el descenso en las temperaturas del agua del Océano Atlántico que se está presentando.

De allí que tras revisar patrones, registros históricos de lluvia, las mismas temperaturas de los océanos y escenarios de lluvia, los meteorólogos advierten que mientras el área centroamericana estará afectada por periodos de sequía, los cuales podrían darse casi de forma continua; en la costa caribeña, México y Estados Unidos, donde usualmente sufren por huracanes, serán favorecidos con la disminución de estos fenómenos.

Celina Kattán precisó que en el país la reducción en la caída de lluvias empezó a notarse desde mayo en la zona costera, pero empezó a enfatizarse a fines de junio y hoy en julio, pues en este momento está activo un segundo periodo seco que catalogan como moderada, pero que temen pueda alcanzar o superar los 15 días.

Para agosto será aún más evidente la falta de lluvias.

Kattán hizo notar que el país no solo estará afectado por el déficit de lluvia local, sino también por el que afectará a Honduras y Guatemala.

Al respecto, tanto la ministra Pohl como Kattán observaron que los caudales de los ríos disminuirán sensiblemente, al punto que entre julio y octubre se prevé un déficit de hasta 30 por ciento en diferentes afluentes del país, principalmente los que drenan desde naciones vecinos.

La directora del Observatorio Ambiental enfatizó que el Embalse de Guajoyo estaría llegando a un 86 por ciento de su capacidad en la primera quincena de noviembre. Mientras el Cerrón Grande alcanzará, también al final de la época lluviosa, una cuota de operación, que estará dos metros por debajo de la máxima.

Según expresó, la CEL está conocedora de la situación y por eso habría restringido las descargas.

El informe brindado al cierre del foro sobre clima, que concluyó oficialmente ayer, destaca que la reserva de los acuíferos también se verá impactada con la ausencia de lluvias de este año, puesto que desde 2011 se ha visto una disminución en los niveles y puso como ejemplo el de Nejapa.

Patricia Ramírez, en su calidad de secretaria ejecutiva del CRRH, dijo que si bien se va a tener una Centroamérica seca en estos últimos meses del año "también los gobiernos están tomando medidas oportunas, pertinentes para poder enfrentar esta situación".

Ramírez explicó que ayer por la mañana los especialistas en el clima tuvieron contacto con representantes de ministerios de Agricultura centroamericanos para exponerles la situación.

"Se vio por ejemplo en particular la situación que puede haber en algunos países de Centroamérica con la producción de frijol que se da en la postrera y el apante. Se vio el riesgo para la producción de arroz hacia el sur de Centroamérica, en Costa Rica y Panamá, específicamente. Se vio la situación de algunos cultivos que necesitan riego y puedan estar en zonas donde ese riego se pueda ver vencida por la falta de lluvias", agregó Ramírez.

Aunque la ministra de Medio Ambiente no quiso profundizar en el impacto en el rubro agrícola, dijo que hoy tiene prevista una reunión con el titular de ese ramo para abordar estos resultados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación