Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Decreto limitará producción agrícola

Frenó la importación de una mejor variedad de semilla para los 375 mil paquetes que comenzarán a entregarse el lunes

Proveedores agrícolas critican que Goes no compró semillas bajo la Ley Lacap sino que compró directamente. foto edh / archivo

Proveedores agrícolas critican que Goes no compró semillas bajo la Ley Lacap sino que compró directamente. foto edh / archivo

Proveedores agrícolas critican que Goes no compró semillas bajo la Ley Lacap sino que compró directamente. foto edh / archivo

El panorama agropecuario para el presente año continúa con claroscuros que no sugieren que aumentarán las cosechas para garantizar a nivel nacional seguridad y soberanía alimentaria para el próximo año.

Una de las principales razones es la que, para la entrega de 375 mil paquetes agrícolas que comenzará el próximo lunes, el gobierno marginó, a través del decreto legislativo 198, la participación de proveedores extranjeros de semilla híbrida de maíz, la cual, a diferencia de la H59, garantiza mayor rendimiento y resistencia ante patógenos y el clima.

La resolución, de carácter transitorio, es vista por varios proveedores agrícolas como un bloqueo a la libertad de mercado y viola incluso acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos o las regulaciones que dicta la Organización Mundial del Comercio (OIC).

Lo anterior, según indica la Asociación de Proveedores Agrícolas (APA), impide que en el país se logren cosechas más abundantes puesto que, las variedades que ofrece el mercado internacional, garantizan un 20 % más de producción por manzana que la clase de semilla que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) entregará.

Óscar Albanés, gerente de la APA, calificó como positivo el impacto global que genera el programa para el sector. Sin embargo recordó que no se han tomado en cuenta criterios de equilibrio para tener mejores estándares de calidad, productividad y una cadena de suministros que asegure menos dependencia de los precios internacionales de los alimentos y granos básicos.

"La estimación oficial aumentaría si no se obstaculizara la competitividad. Por ello el 40 por ciento del proyecto debería de incluir a los importadores. Hoy, al comprar directamente (maíz) a cooperativas buena parte de esa semilla no será de híbridos, sino de variedades que darán una menor cosecha", explicó.

Además, el decreto permite al MAG comprar semillas directamente, en lugar de regirse por los requisitos de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP). Esto, para Albanés, no permite transparencia y genera informalidad, algo que ya han denunciado los proveedores porque el Ministerio no ha firmado contratos con los proveedores.

"Se debe de mejorar el programa a través de un marco legal que conlleve un presupuesto anual. Solo así se garantizará aprovechar mejor los recursos y evitar discrecionalidades", afirmó.

El MAG apuesta por sembrar maíz en una área estimada de 403 mil manzanas para superar los 17 millones de quintales. Pero la APA reconoció que, con semilla híbrida, la cosecha podría llegar hasta 20.9 millones.

Albanés le recordó al MAG que puede optar por mecanismos bursátiles para estimular la compra de granos, sin necesidad de eliminar el decreto 198, el cual vencerá en diciembre.

Para costear este subsidio el gobierno invertirá alrededor de $25 millones, más otros costos en asistencia técnica y seguimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación