Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A.L. debe variar su exportación hacia China

Cepal recomienda buscar mayor valor agregado y no depender de materia prima

Soja, hierro y petróleo son las mayores exportaciones de la región a China. Foto EDH/ Archivo

La diversificación de la exportación y el paso hacia productos de mayor valor agregado es el principal desafío que América Latina tiene para el futuro de sus relaciones comerciales con China, es la reflexión que realizó recientemente la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La Cepal publicó el pasado viernes el documento "América Latina y el Caribe y China. Hacia una nueva era de cooperación económica", como antesala a la visita del primer ministro de dicho país, Li Keqiang, a la sede del organismo internacional, en Chile, durante el pasado lunes.

Entre los hallazgos del estudio resalta que tan silo cinco productos, todos catalogados como primarios, representaron 75 % del valor de los envíos regionales al país asiático en 2013.

El estudio advierte también que, debido al menor ritmo de crecimiento previsto para los próximos años en China, el comercio bilateral no seguirá expandiéndose a tasas tan elevadas como las observadas en la última década y media.

Además de la desaceleración China, la región enfrenta un período de bajos precios en las materias primas que exporta. Ambos escenarios, que podrían mantenerse durante varios años, son factores que plantean oportunidades y desafíos para las relaciones económicas entre ambas partes, declaró la Cepal en el documento.

"Para revertir la preocupante reprimarización exportadora es preciso lograr avances en productividad, innovación, infraestructura, logística y formación y capacitación de recursos humanos. Estos avances son fundamentales para crecer con igualdad, en un contexto de acelerado cambio tecnológico", expresó la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena.

Bárcena señaló que la región puede aprovechar el crecimiento urbano y la expansión de la clase media en China para exportaciones de alimentos y otros productos.

China ya es el segundo principal origen de las importaciones de la región (16 % del total) y el tercer principal destino de sus exportaciones (9 % del total). Por su parte, la región también ha aumentado su importancia como socio para China: mientras en 2000 absorbía el 3 % de las exportaciones totales de China y era el origen del 2 % de sus importaciones, en 2013 su participación en ambos flujos ascendió a 6 % y a 7 %, respectivamente, señaló la Cepal.

Con respecto a la Inversión Extranjera Directa china en la región, esta ha aumentado notablemente desde 2010 a un nivel estimado entre los 9,000 y 10,000 millones de dólares anuales.

"En la medida en que los flujos de inversión china aumenten y se diversifiquen, ello podría no solo redefinir drásticamente la relación económico-comercial entre ambas partes, sino incluso promover la integración productiva al interior de la propia región", señala el documento.

El presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el boliviano Enrique García, dijo la semana pasada que la región "no puede seguir exportando a China materias primas. Debe haber una simetría, donde la región exporte también bienes de valor agregado". — EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación