Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuba limitará productos de importación

Otra de las medidas muy criticadas por jóvenes fue la prohibición al cine con tecnología "3D" que estaba en manos privadas.

Las medidas aduanales en Cuba son parte de los "cambios" que pretende el dictador Raúl Castro.

Las medidas aduanales en Cuba son parte de los "cambios" que pretende el dictador Raúl Castro.

Las medidas aduanales en Cuba son parte de los \"cambios\" que pretende el dictador Raúl Castro.

LA HABANA. Las nuevas normas aduaneras anunciadas en Cuba para limitar las importaciones no comerciales han levantado una ola de polémica en la isla, donde las críticas han llevado incluso a debates sobre las reformas económicas, el mercado y hasta la emigración por parte de analistas y blogueros.

Las medidas, que comenzarán a regir el 1 de septiembre próximo, reducen la cantidad de artículos que los viajeros cubanos podrán introducir en el país o recibir por envíos postales, para evitar así importaciones que tienen como fin la "comercialización" y el "lucro", según precisó la Aduana.

Desde su anuncio la semana pasada, la prensa oficial (toda controlada por el Estado) ha tenido que dedicar varios espacios a explicar la norma, decenas de lectores han enviado dudas y críticas a los medios, y analistas y blogueros se han pronunciado.

"Lo que está ocurriendo puede ser intencional para sabotear la Revolución Cubana o quizá es pura incapacidad administrativa, lo cual sería peor y mucho más triste porque entonces el proyecto perecería de la mano de quienes están encargados de salvarlo", publicó el blog "La Joven Cuba", liderado por un grupo de universitarios que aborda temas políticos.

El texto de Harold Cárdenas, uno de los fundadores de esa bitácora, insistió en que la única explicación para medidas impopulares como esta y otras recientes (por ejemplo, vetar los cines 3D privados y autorizar la venta de vehículos, pero a precios prohibitivos) es que "alguien quiere que caiga el sistema".

El diario del Partido Comunista, Granma, admitió que muchos de sus lectores han visto las regulaciones como "incomprensivas y alejadas de la realidad cubana; injustas, demasiado administrativas", y no acordes con las reformas económicas que impulsa Raúl Castro para "actualizar" el socialismo.

La decisión pasa por los intentos del Gobierno de eliminar el negocio de "mulas", principalmente provenientes de Miami. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación