Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crisis del sector cafetalero pasa de mal a peor

No solo la roya ha golpeado la producción del café. La plaga de la broca, la sequía y el nulo financiamiento mantiene desanimado y diezmado al sector

Crisis del sector cafetalero pasa de mal a peor

Crisis del sector cafetalero pasa de mal a peor

Crisis del sector cafetalero pasa de mal a peor

El sector cafetalero continúa siendo duramente golpeado no solo por plagas que deterioran las plantaciones, sino también porque la sequía ha comenzado a mostrar resultados negativos para la producción y los dueños de las fincas no encuentran el financiamiento para poder contrarrestar los efectos.

"Ahorita debemos luchar contra la plaga de la roya, vamos a tener otro problema con la broca que ahorita está tomando el grano, tenemos daños terribles con la sequías, con esto las plantas están estresadas y otras ya se encuentran dañadas", advirtió el presidente de la Asociación Cafetalera de El Salvador (Acafesal), Sergio Ticas.

Según lo apuntó el representante de Acafesal, el impacto del fenómeno climatológico El Niño ya se puede observar en el 25 % de las plantaciones, sobre todo de la zona de Ciudad Barrios, Chinameca, La Unión y alrededores, donde la sequía ha afectado por casi 30 días.

Varios productores del sector refirieron que el grano no se está desarrollando con normalidad, algunos experimentan maduraciones aceleradas, varias plantaciones ya muestran requemo, y otra parte, según lo advierten, no va a lograr crecer para que el grano tenga un rendimiento óptimo.

Pese a que consideran que aún es muy temprano para cuantificar pérdidas, sin duda alguna "la afectación que ya existe puede reducir la producción", coinciden.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores de Café (Abecafé), Marcelino Samayoa, para poder prevenir esta situación que hoy vive el sector, se debieron tomar medidas desde inicio de año, como implementar cajueleado de abono en los cafetales.

"Con el cajueleado (abrir hoyos en los cafetales para recoger agua que genera humedad y oxigenación en las plantas) se requiere mano de obra y dinero para hacerlo y el productor está sin líneas de crédito", resintió Samayoa.

Según lo relató el presidente de Abecafé, la gente que produce el grano está pasando una crítica situación no solo a raíz de la afectación por plagas, sino porque la pérdida en las siembras por falta de humedad, está rebasando lo normal.

Los productores resienten que con todas las dificultades que atraviesa el parque cafetalero, no se tenga investigación científica y la transferencia de esa investigación al sector.

"Tienen cerrado Procafé o muriéndose, pero nosotros debimos haber previsto, porque al prever las cosas, se publican y se trabajan, pero aquí no hay nada y hoy enfrentamos consecuencias", acotó Samayoa.

Roya continúa afectando

Sumado a la problemática derivada del cambio climático, los productores de café continúan luchando para poder controlar el hongo de la roya que aún está latente en el parque cafetalero.

Tal como lo indicó el presidente de Acafesal, aunque el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) entregó los fungicidas y foliares para combatir la plaga, esto no fue suficiente ni en cantidad ni en medidas adoptadas para aminorar impactos.

"Estamos mal. El problema de la crisis del café no se soluciona solo con repartir fungicida y foliar, ellos no dan para todo el total de manzanas", agregó Ticas.

Marcelino Samayoa refirió que el total de material (kit de fungicidas y foliares) que entregó el MAG para "combatir la roya" apenas alcanza para aplicar a una cuarta parte del parque cafetalero, y lo demás debe correr por cuenta de los productores.

En este punto coincide el presidente de Acafesal, quien indicó que el resto de fungicidas que debe aplicarse en las fincas, lo deben hacer los productores con fondos propios.

"¿Pero si no se tienen, qué pasa?, lo que estamos viendo es que la parte del financiamiento está bien lento, porque aparte de eso, la banca nos tiene clasificados, por el mismo impacto de la roya", comentó Ticas.

Tal como lo resumió, la mayoría de caficultores cayeron en mora. "Si usted esperaba mil quintales y por el impacto solo sacó 100 o 150, pero usted el compromiso ante la banca lo tenía por mil quintales, y se había hecho números que vendía mil quintales a 150 dólares salía con las cuotas del banco; pero se cayó en mora, y la clasificación bajó, y ya no se puede acceder a créditos".

Las entidades bancarias, según lo apuntó Sergio Ticas, mantienen clasificaciones A, B y C, según sea la producción de los cafetaleros, pero en este momento el 80 % se encuentra abajo de la calificación C, por lo que no pueden acceder a un crédito que le permita aminorar los impactos de la crisis que atraviesan.

Broca también en la mira

La Broca (Hypothenemus Hampei Ferrari) es una de las plagas más perjudiciales para la caficultura a nivel regional y ésta, según los productores, ya está atacando el parque cafetalero nacional.

Aunque aún no se tienen datos de la magnitud del daño que puede ocasionar este hongo, los productores advierten que se debe tener bajo supervisión, de lo contrario, entre esta plaga y la roya, podrían terminar con todas las cosechas.

Tal como lo indican los expertos, la broca ataca la semilla y produce caída de frutos, baja calidad del grano y pérdidas de rendimiento.

Esto no solo contribuiría a que el sector se deprima, sino que generaría más pérdidas de mercados internacionales y de divisas al país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación