Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crecimiento del país, de los más bajos de A.L.

Las cifras de la Cepal indican que la economía crecerá 1.7 % del PIB, contrario al 2.3 % que estimó el Goes

Alicia Bárcena, Secretaria General de Cepal, ayer en Santiago, de Chile, donde se dio el informe económico 2013. foto edh / efe

Alicia Bárcena, Secretaria General de Cepal, ayer en Santiago, de Chile, donde se dio el informe económico 2013. foto edh / efe

Alicia Bárcena, Secretaria General de Cepal, ayer en Santiago, de Chile, donde se dio el informe económico 2013. foto edh / efe

En contraste con las cifras que presentó esta semana el gobierno, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indicó que el país cerrará 2013 con una tasa de crecimiento que no sobrepasará el 1.7 % en relación con el Producto Interno Bruto (PIB), opuesto al 2.3 % que anunció Alexander Segovia, secretario Técnico de la Presidencia.

Dicha cifra se relaciona con el fuerte déficit fiscal de 4.5 % que se concentra en el gasto total, que pasó de 1.9 % en 2012 a 7.1 % para este año; además de la deuda pública que asciende a casi $14,000 millones, sobre todo por los $900 millones de Letras del Tesoro (Letes).

Además, el organismo de Naciones Unidas, destacó que hay importantes costos para el país asociados con el retraso en la concesión del puerto de La Unión y que la reducción de utilidades en las empresas públicas y privadas se debe, en particular, por los costos de energía eléctrica y el nivel de exportaciones, que no sobrepasa los $6,767 millones.

El principal condicionante, según la Cepal, es que más allá de la mejoría en la demanda externa, durante el primer semestre, la débil demanda interna ha mantenido el crecimiento de la economía salvadoreña en un nivel cercano al 1.5 % más una caída en el consumo por una baja de -2.7 % en las remesas a finales de junio.

"La ligera desaceleración con respecto del 1.9 % observado en 2012, aunado a la relativa estabilidad de precios de alimentos y combustibles, ha mantenido la inflación promedio por debajo del 1 %, lo cual no ha sido lo suficiente para mejorar la estabilidad macroeconómica", subraya en ente en su informe.

Por eso, el economista Luis Membreño consideró que es demasiado optimista el contexto que plantea la Cepal, ya que indicadores trimestrales del PIB de 1.4 %, 1.6 % y 1.5 % sugieren que es muy complicado alcanzar una cifra de 2.3 %, como informó el gabinete económico el martes pasado. "Mientras la inversión extranjera no crece el margen de posibilidades de tener un crecimiento sostenido son mínimas. Y además el déficit se concentra en el gasto corriente. Es una situación muy complicada a corto y a largo plazo", describió el especialista.

En este sentido más allá del menor crecimiento de los ingresos durante 2013 (excepto el Impuesto Sobre la Renta, que mejoró en un 20 %), el gasto total incrementó significativamente su ritmo de expansión, con principal énfasis en el gasto corriente, principalmente el orientado a sueldos de nuevos burócratas y gasto en sectores sociales, los cuales no fueron sujetos a las restricciones de gasto contenidos en los compromisos adquiridos en el Pacto Fiscal, en octubre de 2012.

Este punto se enlaza con el costo financiero de la deuda pública, ya que la inversión pública que hasta septiembre de 2012 había crecido 11.4 % real, durante el mismo periodo de 2013 apenas se incrementó el 1.9 % en términos reales, resaltó el Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe.

Pero, para Membreño, El Salvador "no tiene capacidad de endeudamiento adicional" porque este saldo oscila el 60 % del PIB y que dejará con un margen limitado a la próxima administración pública.

"El ajuste fiscal será indispensable para el próximo gobierno. Más que una reforma hay que ejecutar diversas medidas, ya sea vía ingresos o gastos, sobre todo con la austeridad y la priorización de egresos", explicó Membreño.

El mismo ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo que 2009, cuando recibieron el ejecutivo el déficit fiscal era de 6.3 % del PIB y que reducirlo en $400 millones "es un logro de su administración".

"No es un dinero desperdiciado, como dicen los detractores. No tiene que ver con el gasto corriente y con la burocracia", acotó.

Así, vale la pena destacar que para 2014, el presupuesto aprobado por la Asamblea Legislativa contempla un déficit equivalente a 3.6 % del PIB, el cual es condicional a un crecimiento "hipotético" del PIB de 2.6 %.

Pero para solucionar los problemas extrapresupuestarios, Hacienda ha recurrido en varias ocasiones a la emisión de Letes, los cuales, aunque son deuda de corto plazo, presionan junto con la deuda previsional el endeudamiento público hasta en un 11 % del PIB.

Pocos sectores destacan

La Cepal informó que hasta el tercer trimestre el crédito otorgado al sector privado creció un 6.4 % en términos reales. De este crecimiento, más de dos terceras partes corresponden a crédito de consumo, ya que el crédito otorgado al sector industrial de hecho se contrajo durante el tercer trimestre y mantiene estancado el rubro, detalló Cepal.

Por lo tanto después de la contracción nominal de 1.1 % de las exportaciones observada en los primeros tres trimestres de 2012, durante el mismo periodo de 2013 las exportaciones se incrementaron en un 3.9 %. "Lo anterior obedece a la recuperación experimentada por las exportaciones del sector maquila, las cuales hasta septiembre habían crecido un 8.7 % después de haberse contraído 6.3 % durante el mismo periodo de 2012", puntualizó Cepal.

Para 2014 el organismo adscrito a Naciones Unidas estima un crecimiento en torno al 2.5 % bajo el supuesto de un mayor dinamismo de la inversión privada, sus exportaciones y el control del gasto corriente para bajar el déficit.

Hay que recordar que proyectos como Fomilenio II, que modificarían este panorama, aun están a la espera de mejorar el clima de inversión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación