Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Costa Rica pierde "grado de inversión" crediticia

Calificadora de riesgo Moody's rebajó la nota a Ba1 "grado especulativo"

Costa Rica es considerado uno de los países con una mejor economía en la región.

Costa Rica es considerado uno de los países con una mejor economía en la región.

Costa Rica es considerado uno de los países con una mejor economía en la región.

Costa Rica perdió ayer su categoría crediticia de "grado de inversión" tras confirmarse que la agencia calificadora de riesgo Moody's rebajó su nota de Baa3 a Ba1 y lo colocó en un grado especulativo.

La debilidad institucional para consolidar una reforma fiscal integral, así como el aumento en su déficit fiscal son algunos de los argumentos más sólidos que expone la agencia calificadora a través de un comunicado oficial difundido ayer.

"Varios intentos en los últimos años para tratar de reducir la deuda no han sido capaces de reducir el déficit fiscal. La nueva administración de -Luis Guillermo- Solís, que asumió el cargo en mayo de este año, ha indicado que solamente introducirá, de forma gradual, una consolidación fiscal", expone la agencia.

"Como consecuencia de la falta de acción, esperamos que los actuales grandes déficit fiscales y la creciente carga de la deuda probablemente continúen durante los próximos años", refiere el comunicado.

El grado de inversión es una categoría que se da a los países con mejor "paga" de su deuda, es decir, que se tiene la confianza de que pagarán sus compromisos internacionales sin ningún problema.

Este grado de inversión es, además, un referente para muchos empresarios de todo el mundo que buscan los mejores países para invertir su dinero.

Costa Rica obtuvo su grado de inversión hace cuatro años y solo lo compartía con Panamá. El Salvador, que también tuvo este grado de inversión, lo perdió en 2009.

El anuncio de Moody's se une a la advertencia realizada por Fitch Ratings el pasado 4 de setiembre, donde advirtió al país la posibilidad de reducir su calificación si no establecían las acciones correspondientes en materia de déficit financiero.

Gabriel Torres, analista senior de Moody's, dijo en entrevista a la radio costarricense Noticias Monumental que básicamente la decisión de la agencia se basa en que "el sistema político no ha logrado encontrar una solución a los déficit altos y como consecuencia la deuda ha crecido" hasta representar hoy el 40 % del Producto Interno Bruto (PIB). En el caso salvadoreño la deuda supera el 60 % del PIB.

Agregó que el gobierno planeaba un déficit de entre 6 y 7 % del PIB y que en sus metas proponían medidas para bajarlo a 5 %. Sin embargo Torres aseguró que aún así, ese déficit es muy alto para un país como Costa Rica y que por tanto decidieron eliminar el grado de inversión.

"El déficit del gobierno central, que promedió un 0.9 % del PIB entre 2004 y 2008, aumentó de manera significativa a un promedio de 4.5 % del PIB entre 2009 y 2013 esperamos un déficit fiscal de 5.8 % del PIB para el 2014, que será casi el doble de la media del 3.0 % para la categoría "Ba".

En ausencia de cualquier cambio los déficit fiscales tendrán un promedio de 6 % -7 % en 2015 y 2016", destacó la agencia en sus argumentos.

Moody's señaló que los déficit más altos son, en su mayoría, el resultado del aumento constante de los gastos corrientes, que han aumentado un 4.5 % del PIB desde 2008, alcanzando más del 18 % del PIB en 2014. El crecimiento del gasto se debió principalmente a los incrementos en los salarios y las transferencias, gastos que Costa Rica ha encontrado difícil contener.

Préstamos más caros

Por su parte los representantes de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep) mostraron su preocupación por la rebaja a la calificación.

Luis Mesalles, miembro del Consejo Directivo dijo al periódico Crhoy.com que "Moody's confirmó lo que era un secreto a voces, que las calificadores iban a castigar la deuda costarricense por la incapacidad que ha tenido el país de revertir la tendencia de un déficit fiscal creciente".

"El castigo se verá en forma de un costo más alto de la deuda para el sector público y para el privado", dijo Mesalles.

"Conseguir financiamiento del exterior le saldrá más caro tanto al Gobierno como a las empresas y a las familias costarricenses", agregó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación