Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cosecha del café se verá reducida en 36 %

Las pérdidas por la roya han sido de mucho impacto para la caficultura. foto EDH / Iris Lima

Las pérdidas por la roya han sido de mucho impacto para la caficultura. foto EDH / Iris Lima

Las pérdidas por la roya han sido de mucho impacto para la caficultura. foto EDH / Iris Lima

El pronóstico para la cosecha 2012-2013 del café oro uva anticipa una reducción del 36 por ciento informó ayer el Consejo Salvadoreño del Café.

De esa manera los caficultores esperan recolectar 1,100,236 quintales oro uva en la nueva temporada, muy por debajo de los 1,720,000 quintales oro uva de la última cosecha.

Según el informe del CSC, "el brote severo de la roya del cafeto el año 2012, sería el factor fundamental para la importante caída."

Debido a la drástica caída de la producción, la productividad se verá seriamente afectada. De acuerdo con los resultados de la investigación, el rendimiento productivo por manzana será de 5.96 quintales oro uva, cayendo desde 9.3 qq oro uva en la cosecha previa y desde 13.0 quintales el promedio de los años 90.

La cordilleras Alotepec y Chichontepec son las que se perfilan a tener los rendimientos por manzana más bajos para la nueva cosecha del grano con 3.61 y 3.74 quintales por manzana, respectivamente. En tanto la cordillera del Bálsamo- será la de mayor rendimiento con 7.72 qq/mz, según los pronósticos, aunque con -14.4% de sus mejores rendimientos.

El Consejo ha detallado que la investigación en campo se realizó en los meses de mayo y junio en momentos que el fruto comienza a manifestarse en el árbol, a una muestra de 395 fincas representativas.

Impacto de la roya

La roya es un hongo que afecta las plantaciones de café hasta agotarlas, y disminuye la calidad del que sobrevive, lo que ha causado un efecto devastador en el occidente del país desde el año pasado; y que agudizará en la cosecha recién iniciada y la de los próximos tres años, consideran los productores del denominado "grano de oro".

El problema es grave. Las pérdidas por las pésimas cosechas no solo afectan a los beneficios de café, sino que abarca a toda la cadena de producción.

Los números ya están en rojo y la alarma es grande; pues, además de generar reducción en el precio del café también ha reducido el número de empleos, generando más pobreza.

El gerente general de la cooperativa La Majada, en Juayúa, Sonsonate, Paulino Herrera, confirma que en la nueva cosecha que recién inició, será una de las más bajas registradas en la historia de El Salvador. Los caficultores podrían sufrir pérdidas de hasta 50 por ciento, respecto a la producción del año pasado.

Los productores coinciden en las pérdidas. Por ejemplo, Pablo López, del cantón Shucutita, en Concepción de Ataco, Ahuachapán, aseguró que la manzana donde cultiva café le ha dado en cosechas de años anteriores unos ocho quintales oro uva. Pero, para la cosecha 2013-2014 "con suerte voy a sacar unas 10 libras oro uva".

Mientras que Roberto Rivas Vicente, encargado de la finca El Oasis, en el cantón El Naranjito, en el mismo municipio, explicó que dicho lugar ha producido en las 115 manzanas de café entre 1,600 y 1,700 quintales oro uva por cosecha. "Para este año, si acaso irá a dar 70 u 80 quintales", manifestó.

La situación es similar para los 32 asociados de la Cooperativa Entre Ríos, en el mismo municipio ahuachapaneco.

José David Godínez, representante legal de dicha cooperativa, explicó que de las 228 manzanas de café que cultivan los asociados producen entre 19 y 20 quintales. Para este año, apenas y lograrán entregar tres.

La mayoría de caficultores ha tenido que tomar medidas drásticas para combatir la roya. La más común ha sido recepar los cafetales (que es cortar el cafeto a una altura de 25 a 30 centímetros del suelo), con la esperanza de que brote nuevo follaje. Sin embargo, aunque esto último ha ocurrido, los árboles no han dado ningún fruto.

Por otro lado, otra medida adoptada ha sido la renovación del parque cafetalero. Todos están desechando los café Pacas y Bourbón, que son más frágiles ante el hongo de la roya, sustituyéndolos por otra variedad más resistente. Entre estos destacan el Cuscatleco, Catimor y Sarchimor.

En la finca El Oasis, por ejemplo, se cortaron los cafetos de 30 manzanas y se sembró de las dos últimas variedades mencionadas, esperando que en tres o cuatro años, esos árboles estén produciendo. Rivas Vicente afirmó que la roya sigue atacando incluso la variedad que han comenzado a sembrar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación