Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Construirán una planta de gas de $1,000 Mlls. en Acajutla

La planta la construiría Quantum y generaría 338.4 megavatios a partir de enero de 2018

La planta sería construida en un terreno cerca del Puerto de Acajutla, en Sonsonate. foto edh / ARCHIVO

La planta sería construida en un terreno cerca del Puerto de Acajutla, en Sonsonate. foto edh / ARCHIVO

La planta sería construida en un terreno cerca del Puerto de Acajutla, en Sonsonate. foto edh / ARCHIVO

Si el asocio Quantum-GLU es confirmado por la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) como la ganadora de la licitación para generar 355 megavatios (MW) de energía, El Salvador será el primer país de la región en tener una planta de gas natural, cuya inversión estimada será de $1,000 millones.

La empresa salvadoreña Quantum, asociada a Generadora La Unión (GLU), que a su vez representa a la firma finlandesa Wartsila, presentó la mejor oferta de dos que estudiaba desde hace un mes la distribuidora DelSur, que está encargada de todo el proceso de licitación.

Su oferta fue generar 338.4 MW a un precio de $119.99 por megavatio/hora.

Su otra competidora, la empresa AES Fonseca ofreció generar 170 MW de energía a través de una planta de carbón mineral ubicada en las cercanías del Puerto La Unión a un precio de $135.03 el MW/h.

Sin embargo el precio y la cantidad de megavatios que podría producir Quantum-GLU fueron suficientes para que DelSur eligiera a su favor.

Ya con el aval que la Siget tendría que darles antes del 18 de noviembre, el asocio echará a andar un proyecto millonario que garantizaría el suministro de energía por 20 años.

Moderna planta

La planta estará ubicada Acajutla, Sonsonate, en un terreno propiedad de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) que está cercano al puerto de esa ciudad.

Ahí se construiría un tanque de almacenamiento del gas natural, una planta gasificadora y la central térmica con capacidad para generar 360 MW.

Pero además Quantum-GLU tendrá que construir un embarcadero al que se amarraría una unidad de almacenamiento flotante (barco).

Todo como parte de un anteproyecto que ha elaborado la empresa de ingeniería bélica Tractebel.

La iniciativa es totalmente novedosa en el país y en la región. El gerente general de la compañía, Alejandro Alle, dijo que ningún país de Centroamérica, a excepción de Panamá, tiene por hoy una planta como la propuesta por el asocio. "No hay ningún otro proyecto como este en la región", afirmó.

El gas sería importado desde países como Perú, Nigeria, Trinidad y Tobago, Estados Unidos y otros.

Según las condiciones de DelSur, la empresa tendrá que iniciar el suministro de la energía en enero de 2018.

"Serán cuatro años en los que tendremos que trabajar mucho para lograr lo establecido en el contrato", dijo Alle.

La licitación por fin ve la luz pues el proceso de selección de la empresa ganadora duró tres años. En la primera licitación el proyecto fue declarado desierto y luego tuvo los usuales contratiempos de toda licitación.

Sin embargo, el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Energía, Luis Reyes, se mostró complacido porque por fin el proceso esté en su etapa final.

"Esto nos permitirá ser el primer país en Centroamérica que va a tener generación con gas natural. Es una energía más limpia, una energía más barata y que nos permitirá volvernos competitivos" indicó Luis Reyes.

El gerente general de DelSur, Roberto González también se mostró satisfecho por lo que han alcanzado. Dijo que ésta ha sido una licitación totalmente transparente y en la que se procuró dar toda la confianza a los inversionistas.

De hecho, explicó que el arbitraje, que fue uno de los motivos por el cual una tercera empresa se salió de la competencia, sí en dado caso, hubiera inconformidades entre las partes, éste ya tiene cláusulas de arbitraje que garantizarían el cumplimiento del contrato.

Con respecto al gas natural como combustible, González dijo que pese a que éste ha subido de precio en los últimos años por la creciente demanda, espera que para 2018 países como Estados Unidos, donde se han encontrado grandes yacimientos de gas, puedan liberalizar la exportación de este combustible y beneficiar al país con sus precios.

De hecho, no se descarta que tras la instalación de la planta, El Salvador comience a incrementar su consumo de gas natural, que en otros países es comúnmente utilizado para la cocina o para la calefacción. "Traer gas natural a Centroamérica va a tener un efecto muy importante. Hay otras áreas de la economía que pueden ser beneficiadas por el uso del gas natural, a nivel industrial y en el consumo residencial, como hacen muchos países", dijo González.

Incluso el gerente asegura que el país podría convertirse en un "hub" desde el cual se pueda distribuir el gas natural a otros países de la región ya sea por camión, gasoducto o embarcación.

El Salvador ha ganado bastante con tener la disponibilidad de una planta en este país", agregó.

Con esta licitación, el país no solo garantizará inversión en Acajutla, sino que además, tendrá asegurada la generación de energía a futuro y a un precio estable.

Después de esta licitación DelSur y el resto de distribuidoras deberán meterse de lleno otra licitación para contratar 100 megavatios de energía.

Datos del Consejo Nacional de Energía indican que a septiembre de este año el país tiene contratado el 73 % de su energía a largo plazo, mientras que el resto sigue comercializándose a través del mercado de oportunidades o "spot", que se mueve de acuerdo a la demanda y la oferta.

El objetivo es que ese porcentaje crezca al 80 % para garantizar un precio más estable al consumidor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación